[ Sumario ] · Capítulo : Problemática de la reproducción

Problemática de la reproducción




[ Ayudáis me a corregir la traducción de este capítulo (del francés en español). ]


Plan del capítulo

A – Observaciones : actitudes y comportamientos tipos
B – Características principales del comportamiento de reproducción
C - Desarrollo del comportamiento de reproducción
Fisiología de la reproducción
Desarrollo del comportamiento coital
Desarrollo de la capacidad de reproducción
D - Madurez
E - Reproducción & Comportamiento erótico
F - Reproducción & Tecnología
G - Reproducción & (Psico)patología
H - Conclusión

Introducción

Para todos los seres vivos, la problemática central de la reproducción es la perpetuación de la especie. En los mamíferos, el factor absolutamente necesario de la reproducción es la fecundación de la hembra por el varón.

El objetivo de este capítulo es el estudio detallado de los procesos neurobiológicos que permiten la reproducción en los mamíferos.

Características de la reproducción

Según las especies vivas, la reproducción se realiza de manera muy diversa. En las especies animales más simples parece existir un comportamiento de reproducción, es decir el toda una conjunto de elementos sensorios, endocrinos y motrices que, solamente en presencia de un varón que fertiliza y de una hembra fecundable, desencadenan una secuencia de actos motrices sucesivos y controlados, eventualmente preprogramar, cuyo único objetivo y resultado es los acoplamientos (permitiendo la fecundación y la reproducción subsiguiente).

En los primates, aunque se observa la existencia de secuencias comportamentales aisladas que tienen un informe con la reproducción, en razón de la ausencia de elementos neurobiológicos que controlan específicamente un coito vaginal que fertiliza, parece que los actos motrices observados no están incluidos en hablar propiamente de un "comportamiento de reproducción". En particular en los primates antropoides, la fecundación sería el resultado más de una feliz casualidad que de un comportamiento con finalidad reproductora.
Conviene por otra parte tener en cuenta que no es importante que el acto de fecundación es el resultado de procesos neurobiológicos específicos, "determinados" y "programados", o el resultado fortuito de la "casualidad". El único criterio determinante de la reproducción es el éxito de la fecundación, poco importa la manera en que se realiza.

En el Hombre, la reproducción no parece depender de un "instinto" teleológico o de secuencias motrices específicas. Parece más bien ser el resultado indirecto de distintos aprendizajes, consiguiendo en la mayoría de los casos la adquisición de un comportamiento erótico una del cual (felices) de las consecuencias, durante las distintas actividades de búsqueda de placeres intensos, es la fecundación.

Complementos de definiciones

Comportamiento de reproducción

Propuesta de definición (objectivation del comportamiento) : El comportamiento cuyo objetivo (no consciente) es la fecundación de una hembra por un varón se llama "comportamiento de reproducción".

Este comportamiento corresponde a la puesta en juego organizada de distintos procesos psicobiológicos que van a permitir garantizar la función de reproducción, fundamental a la supervivencia de la especie.

Este comportamiento se constituye, según las especies animales estudiadas, en varios comportamientos, reflejos y procesos sensorios distintos y específicos : proceso de detecciones de las señales sexuales, generalmente olfativas (feromonas) o a veces visuales ; reflejos autónomos de erección peniana y del clítories, de lubricación vaginal y peniana, de eyaculación, ovulación y contracciones uterinas ; reflejos motrices de lordosis y empujes pélvicos ; comportamientos de llegada, de monta y coital.

La organización terminada de estos distintos elementos causa, después del análisis de las señales sexuales de un varón que fertiliza y de una hembra fecundable, el desencadenamiento de una secuencia de actos motrices sucesivos y controlados que permiten el acoplamiento y la fecundación.

Comportamiento de monta

Propuesta de definición (objectivation del comportamiento) : se propone llamar "comportamiento de monta" la secuencia comportamental producida por el varón de numerosas especies y que consiste en general en colocarse sobre la espalda de la hembra, en preliminar al coito.

Comportamiento coital (o comportamiento de cópula)

Propuesta de definición (objectivation del comportamiento) : se propone llamar "comportamiento coital" la secuencia comportamental constituida de la intromisión del pene en la vagina y de los empujes pélvicos – que causan la eyaculación reflejo – que permiten así garantizar la fecundación y la reproducción.

Comportamiento de lordosis

Propuesta de definición (objectivation del comportamiento) : se propone llamar "comportamiento de lordosis" la secuencia comportamental producida por la hembra de numerosas especies de mamíferos y que consiste principalmente en preparar el coito por la comba de la espalda, la presentación de la vagina y la separación de la cola.

Comportamiento de llegada

Propuesta de definición (objectivation del comportamiento) : se propone llamar "comportamiento de llegada" las secuencias comportamentales que son producidas por el varón o la hembra de algunas especies, exactamente antes del acoplamiento.

Obras complementarias

El lector interesado encontrará numerosos datos relativos a la reproducción en las siguientes obras de referencia :

¨ "The physiology of reproduction", de Ernest KNOBIL & Jimmy D. NEILL · Raven Press, 2nd edition, 1994

¨ "La reproduction chez les mammifères et l'homme", de Charles THIBAULT & Marie-Claire LEVASSEUR · INRA Ellipse 1991


A - Observaciones : actitudes y comportamientos tipos

En los mamíferos, las actitudes y las secuencias motrices del comportamiento de reproducción, a parte la fase preliminar de llegada, se estereotipan relativamente debido principalmente a las coacción morfológicas.

El aspecto crucial del comportamiento de reproducción consiste esencialmente en tres fases :

– La orientación del varón y la hembra (generalmente una lordosis para la hembra y una monta por el varón). La posición cara a cara so'lo se observa en pan paniscus y homo sapiens.

– La intromisión del pene en la vagina.

– Empujes pélvicos que causan la eyaculación.

Observaciones

La fase más crítica es la localización, que requiere un aprendizaje, la fase menos crítica es los empujes pélvicos, que son reflejos.


B - Características principales del comportamiento de reproducción

Las características principales relativas al comportamiento de reproducción serían :

– La existencia de una organización anatómica sexuado y complementaria, que permite la reproducción.
Estos aspectos anatómicos y fisiológicos serían funcionales a partir de la pubertad.

– La existencia de algunos "módulos funcionales", responsables del control reflejo de reacciones fisiológicas y/o de secuencias comportamentales necesarias para el coito y para la fecundación.

– Lubricación vaginal y peniana.

– Erección peniana y del clítories.

– Empujes pélvicos.

– Eyaculación.

– Ovulación (solamente en algunas especies).

– Contracciones uterinas.

– En los mamíferos, la existencia de capacidades de tratamiento de la información que permiten compensar a la ausencia de una programación comportamental completa del acoplamiento.
Por aprendizaje, los mamíferos llegan, en general, a realizar las distintas secuencias comportamentales del acoplamiento de manera adaptada a la reproducción.


C - Desarrollo del comportamiento de reproducción

Para aclarar con todo detalle los procesos psicobiológicos a la obra en la reproducción humana, la experimentación animal permite obtener de conocimientos con respecto a los procesos neurobiológicos implicados.


C.1 - En los roedores

Por ejemplo, en los roedores, es la combinación de distintos procesos neurobiológicos, en interacción con características del medio ambiente, que, en la mayoría de los casos, permite la emergencia y el aprendizaje de una serie de actos comportamentales consiguiendo el coito y así la reproducción subsiguiente.

Modelización del comportamiento de reproducción

Se implicarían algunos procesos cognoscitivos en el desarrollo del comportamiento de reproducción de los roedores, ya que las influencias hormonales y la información feromonal no parecen suficientes. La integración cognoscitiva del conjunto de las distintas modalidades sensorias, aunque estos últimos no tengan toda la misma importancia, parece también ser necesaria (muy especialmente para el comportamiento de monta del varón).

Varios tipos de proceso neurobiológicos parecen implicados :

Desarrollo de la sensibilidad genital.

– Familiarización.

– Representación del «esquema corporal».

– Memorización contextual.

Desarrollo de la sensibilidad genital

El desarrollo de la sensibilidad genital se efectúa progresivamente por medio del lamido maternal, feromona-dependiente, de la región anal y genital. La privación experimental de este estímulo perturba el comportamiento de intromisión y eyaculación. Este lamido anal y genital parecería facilitar el desarrollo de circuitos espinales que controlan los reflejos sexuales, reduciendo así los límites máximos de activación y permitiendo un mejor funcionamiento de estos reflejos. 1

Familiarización

La familiarización (por ejemplo a algunos olores maternales) es un factor también que se produce en el desarrollo normal del comportamiento de reproducción. La familiarización (así que el tratamiento de la novedad) son procesos cognoscitivos que pueden, según el contexto, facilitar o inhibir el comportamiento de reproducción. 1

Representación del «esquema corporal»

La construcción de un «esquema corporal» parecería ser un proceso cognoscitivo crítico, necesario para la realización de algunas etapas del comportamiento de monta. En efecto dado que se aisló de animales desde su nacimiento presentan déficit selectivos que se refieren, exclusivamente, a las posturas en informe con el coito, sin perturbar la excitación dicha "sexual" o la eyaculación. Sería el déprivation de la modalidad sensoria somática que sería responsable de las perturbaciones comportamentales. Parecería existir un tratamiento particular de la información somestesicos y cinestésica que permite al animal adoptar la posición corporal conveniente a la monta. Procesos cognoscitivos serían pues responsables, por contactos táctiles variados en los juegos con los socios durante el período juvenil, de la representación del cuerpo («esquema corporal») y su posición en el espacio. 1 , 2

Este tipo de proceso cognoscitivo hasta parece poder compensar parcialmente la supresión experimental de la información olfativa, déprivation normalmente crítico en animales sexualmente ingenuos. 1

Memorización contextual

Procesos cognoscitivos de memorización contextual, centrados en el comportamiento en curso y/o en las características del medio ambiente, parecen también producir.

La memorización contextual relativa al comportamiento de reproducción en curso consistiría en una memorización del conjunto de los estímulos y comportamientos (endógenos y los producidos por el socio) que se asociarían los unos a los otros. Posteriormente, la evocación parcial de estos estímulos sería suficiente a reactivar el conjunto de los elementos memorizados, permitiendo así la realización completa del comportamiento de reproducción, incluso en ausencia de algunos estímulos. Se constata este fenómeno por ejemplo en animales sexualmente con experiencia que no tienen ya necesidad de la información feromonal, contrariamente a animales ingenuos. 1 , 2 , 3

La memorización contextual relativa a las características del medio ambiente consistiría en una memorización, en el comportamiento de reproducción, del conjunto de los estímulos del medio ambiente (o al menos de los que tienen un significado para el animal), que así serían asociados con el estado de excitación interno. Posteriormente, la evocación parcial de estos estímulos medioambientales podría reactivar el estado de excitación interno, de manera similar a los estímulos específicamente "sexuales". 1

Diverso

La modulación del comportamiento por los procesos cognoscitivos se haría, entre otras cosas, por una acción sobre el hipotálamo, que está en los roedores uno de los centros reguladores del comportamiento de reproducción. 1 , 2

Observaciones

El comportamiento de reproducción que es el resultado de una combinación de distintos procesos, se observa, según la velocidad diferencial de maduración de cada uno de estos procesos, la expresión aislada de tal o cual proceso, cuando llega a madurez. Esto explicaría las secuencias parciales e incompletas del comportamiento de reproducción que se observa en los animales antes de su madurez reproductiva.


C.2 - Extrapolación a los primates antropoides y al Hombre

Los datos obtenidos en los roedores ponen de manifiesto que el comportamiento de reproducción es el resultado de numerosos procesos neurobiológicos no específicos, y no corresponde a un "instinto" o a la expresión de una instancia de "control".

En los primates antropoides, las feromonas no parecen tener notables efectos comportamentales 1 , 2 , 3 , 4 , 5 , 6 y las hormonas tienen un efecto más bien al nivel de la organización corporal 1 que de los procesos psíquicos.

En el Hombre, parece que la reproducción sea aún más dependiente de los aprendizajes y factores cognoscitivos y hedonicos, que en los otros primates.


C.3 - En los primates antropoides

Este subcapítulo tiene como objetivo de incluir y explicar las principales etapas del desarrollo relativo a la reproducción. Se presentan las hipótesis más plausibles de la cronología del desarrollo.

Parece que en el Hombre, sea el comportamiento erótico que permita, de manera indirecta, el coito y la fecundación subsiguiente, garantizando así la función de reproducción, necesaria para la perpetuación de la raza humana.

Este subcapítulo tratada, de una parte, del desarrollo del comportamiento coital, y, de otra parte, del desarrollo fisiológico y vegetativo (sistema nervioso autónomo) de los órganos reproductores.

Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

a - Fisiología de la reproducción

Períodos del desarrollo

El desarrollo de los aspectos fisiológicos y autónomos de la reproducción implicaría tres etapas principales :

– Un período "preliminar".

– Un período de "fecundidad".

– Un período de "involución".

Parte A Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

a - Período "preliminar"

El primer período relativo al desarrollo de los aspectos fisiológicos y autónomos de la reproducción sería el período se denominaría "preliminar".

Parte 1 Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Se eligió el sustantivo "preliminar" ya que este período es una fase preliminar, en que existe ninguna posibilidad fisiológica de reproducción, pero que es necesaria y previa al desarrollo de esta capacidad.

Este período preliminar correspondería a la maduración funcional de los órganos reproductores. Esta maduración es absolutamente necesaria para que el organismo pueda reproducirse.

Parece que este período se extendería sobre los quince primeros años después de la fecundación.

Al final del período preliminar, hacia la edad de quince años, los procesos y los órganos vinculados a la reproducción son funcionales y el organismo puede reproducirse.

El período preliminar implicaría tres fases sucesivas de maduración :

– Una fase de sexuación, correspondiendo a la diferenciación en organismo masculino o femenino.

– Una fase de maduración de los reflejos sexuales autónomos de erección, lubricación y eyaculación.

– Una fase de maduración de los órganos reproductores : la pubertad.

Primero fase : Sexuación

La fase de sexuación corresponde a la diferenciación de los órganos sexuales internos y externos en órgano masculino y femenino. Esta diferenciación se efectúa entre el 7 y la 16 semana después de la fecundación, bajo el efecto de las hormonas esteroides. 1

Segundo fase : Reflejos sexuales

La fase de los reflejos sexuales, entre el final del embarazo y el primer año postnatal, corresponde a la maduración de los reflejos sexuales, controlados por el sistema nervioso autónomo.

Estos reflejos estarían en el varón :

– La erección del pénis (observada en utero por ecografía). 1 , 2 , 3

– La eyaculación (al menos la maduración de las contracciones espasmódico del uretra). 1

y en la hembra :

– La lubricación vaginal. 1 , 2

– La erección del clítoris y los labios.

– La eyaculación (al menos las contracciones de los músculos lisas similares a los órganos equivalente en el varón).

Tercero fase : Pubertad

La fase de la pubertad, entre la edad de 11 y 15 años, correspondería principalmente a la maduración, bajo control hormonal, de los órganos reproductores internos.

Se observaría en el varón : 1

– El espermatogénesis : formación de espermatozoides y sustancias por las glándulas adjuntas (próstata, vesículas seminales y uretrales bulbo).

– La eyaculación consciente entre 13 y 14 años, con el esperma fertilizando.

– El desarrollo de los caracteres sexuales secundarios : grave voz, pelos púbicos, crecimiento del pene y los testículos.

y en la hembra : 1

– El ovogenèse : reanudación y final de la formación de los óvulos (comenzando en el octavo mes fetal).

– La maduración del tracto genital (vagina, útero, trompa, ovario).

– La aparición de los ciclos menstruales, bajo control hipotalámico.

– El desarrollo de los caracteres sexuales secundarios : pelos púbicos, crecimiento de los senos y del clítoris.

Tras la pubertad, el ser humano es fisiológicamente apto a procrear.

b - Período de "fecundidad"

El segundo período relativo al desarrollo de los aspectos fisiológicos y autónomos de la reproducción sería el período se denominaría "fecundidad".

Parte 2 Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Se eligió el sustantivo "fecundidad" ya que este período es una fase en que el organismo puede fertilizar (varón) o puede ser fertilizado (hembra).

Este período de fecundidad corresponde a posibilidad fisiológica del organismo de reproducirse.

Este período se extendería del final de la pubertad, hacia el quinceavo año, hasta el menopausia en las mujeres (entre 35 a 55 años, 51 años por término medio) o el andropausia en los hombres (poco a poco entre 70 a 80 años).

g - Período de "involución"

El tercer período relativo al desarrollo de los aspectos fisiológicos y autónomos de la reproducción sería el período se denominaría "involución".

Parte 3 Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Se eligió el sustantivo "involución" ya que este período es una fase de modificación regresiva de la función reproductora.

Este período de involución corresponde al paro del gamétogenia, poniendo un término a la capacidad de reproducción del organismo.

Este período se extendería del menopausia en las mujeres (entre 35 a 55 años, 51 años por término medio) o del androp en los hombres (poco a poco entre 70 a 80 años), hasta la muerte.

b - Desarrollo del comportamiento coital

Con relación a la fecundación, el único aspecto motriz crucial es el comportamiento coital, que se podría dividirse en orientación, intromisión vaginal, empujes pélvicas y eyaculación.

Períodos del desarrollo

El desarrollo del comportamiento coital implicaría cinco etapas principales :

– Un período "preliminar".

– Un período de "latancia".

– Un período de "iniciación".

– Un período "coital".

– Un período de "involución".

Parte B Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

a - Período "preliminar"

El primer período relativo al desarrollo del comportamiento coital sería el período se denominaría "preliminar".

Parte 1' Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Se eligió el sustantivo "preliminar" ya que este período es una fase preliminar, en que existe ninguna actividad coital, pero que es necesaria y previa al desarrollo de este comportamiento.

Este período preliminar correspondería a la maduración funcional de los procesos psicobiológicos "iniciadores" : los reflejos de empujes pélvicos y la formación cognoscitiva del «esquema corporal». Estos procesos son absolutamente necesarios para que el desarrollo del comportamiento coital pueda comenzar.

Parece que este período se extendería sobre los tres primeros años después del nacimiento.

Al final del período preliminar, hacia la edad de tres años, los procesos fundamentales vinculados al coito serían funcionales y el desarrollo del comportamiento coital puede comenzar, o, más exactamente, está potencialmente en condiciones desarrollarse si el contexto cultural lo permite.

b - Período de "latancia"

El segundo período relativo al desarrollo del comportamiento coital sería el período se denominaría de "latancia".

Parte 2' Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Se eligió el sustantivo "latancia" ya que este período es una fase en que el desarrollo del comportamiento coital es latente, es decir no se efectúa sino que puede comenzar en cualquier momento.

Este período de latancia correspondería al efecto inhibidor de algunos tipos de contextos culturales, desfavorables a la expresión del comportamiento coital durante la infancia o la adolescencia.

La duración de este período se incluiría entre cero y una quincena de años, como máximo.

Datos ethnológicos

Las observaciones ethnológicas ponen de manifiesto que el comportamiento coital no se desarrolla sistemáticamente a partir del final del período preliminar. 1

El contexto cultural se vuelve preponderante a este período. Cuando las actitudes sociales impiden el desarrollo del comportamiento coital, se observa un período de latancia en que existe casi ninguna actividad coital en el niño.

A partir de la edad donde el niño (o el adolescente o el joven adulto) es supuesto tener una actividad coital, se observa entonces una reanudación del desarrollo de este comportamiento.

Observaciones

El período de latancia es potencial. Si no existe ninguna restricción cultural a la expresión del comportamiento coital, este período no existiría.

La duración del período de latancia está variable, más o menos larga, en estrecha relación con las creencias sociales. El período de latancia del comportamiento coital puede ser bien más largo que el del comportamiento erótico, en la medida donde sin información bien específica el coito no parece ser un acto evidente. Pero parece sin embargo que las prohibiciones culturales no pueden impedir indefinidamente el desarrollo del comportamiento coital.

En el marco de un contexto cultural extremadamente desfavorable, el adolescente o el joven adulto accede de una manera u otro a información relativa a las actividades coitales. Por añadidura, la necesidad de la reproducción implica en un momento dado (a más tardar en el momento del matrimonio, por ejemplo) de informar a los individuos de las modalidades de la reproducción.

g - Período de "iniciación"

El tercer período relativo al desarrollo del comportamiento coital sería el período se denominaría de "iniciación".

Parte 3' Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Se eligió el neologismo "iniciación" ya que este período es la fase en que el desarrollo del comportamiento coital comienza, y, etimológicamente, initiare en latín significa «comenzar».

El período de iniciación correspondería a modificaciones psíquicas y cognoscitivas que permiten el principio del desarrollo del comportamiento coital.

Este período dependería breve, del orden de algunos días al máximo, con arreglo del contexto, la edad y las capacidades motrices y cognoscitivas del sujeto. Este período es situar, según la existencia o no de un período de latancia, en general entre el tercero y el vigésimo año.

La característica crucial del período de iniciación es la comprensión cognoscitiva y el control motriz del acto de intromisión del pene en la vagina.

Todos los primates antropoides masculinos tienen necesidad de aprender a copular. Los primates masculinos elevados en aislamiento presentan un estado de excitación, erecciones, empujes pélvicos, pero los no introducen los pene en la vagina de la hembra 1 , 2. El hombre ingenuo sin conocimientos ignora que es posible y necesario introducir su pene en la vagina con el fin de fertilizar su socio.
Sin embargo este aprendizaje es simple y puede efectuarse, probablemente a ir de la edad de tres años, a partir de que, de una parte, el niño construyó su «esquema corporal» y adquirió su autonomía motriz, y, de otra parte, que las capacidades cognoscitivas permiten la comprensión de este acto motriz.

d - Período "coital"

El cuarto período relativo al desarrollo del comportamiento coital sería el período se denominaría "coital".

Parte 4' Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Se eligió el sustantivo "coital" ya que este período es una fase en que los mamíferos tienen actividades regulares de coito.

Este período podría extenderse, en función del contexto cultural, de la edad de tres años aproximadamente hasta el principio de la vejez.

Observaciones

A tener en cuenta que para el varón un factor que limita es la longitud del pene. Un joven primate masculino puede muy bien haber incluido el acto coital, realizar la secuencia motriz, pero no poder copular en razón de un pene demasiado corto. En el Hombre, el crecimiento del pene es escaso durante la infancia y máxima durante la adolescencia. En razón de la longitud del pene, que es variable de un individuo al otro (algunos centímetros durante la infancia, y entre » 10 a » 20 cm en erección a la edad adulta – media » 15-16 cm 1 , Richard Edwards , Durex survey , Lifestyle condom survey ), algunos hombres deben esperar el final de la pubertad para poder copular.

A tener en cuenta también que contrariamente al comportamiento erótico, no existe realmente período de diversificación de la actividad coital, en la medida en que las coacción morfológicas limitan el coito vaginal a dos grandes tipos de posición : el coito ventro-ventral (Hombre y Chimpancé bonobo) y el coito ventro-dorsal (todos los mamíferos).

e - Período de "involución"

El quinto período relativo al desarrollo del comportamiento coital sería el período se denominaría "involución".

Parte 5' Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Se eligió el sustantivo "involución" ya que este período es una fase de modificación regresiva del comportamiento coital.

Este período de involución corresponde principalmente a la impotencia eréctil del hombre y de forma secundaria al paro de la lubricación vaginal en la mujer.

Con la decadencia de las funciones fisiológicas vinculadas a la vejez, las capacidades de reproducción desaparecen debido principalmente al menopausia en la mujer y a la impotencia eréctil en el hombre.

Este período se extendería de la edad de 50-60 años en las mujeres y de 70-80 años en los hombres, hasta la muerte.

c - Desarrollo de la capacidad de reproducción

Parte C Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

En síntesis de la evolución fisiológica, autónoma y comportamental de los distintos procesos y actos motrices necesarios para la reproducción, parece existir tres grandes períodos relativos a la capacidad de reproducción :

– Un período prereproductivo.

– Un período reproductivo.

– Un período postreproductivo.

Período pre-reproductivo

El período prereproductivo corresponde a la maduración de los procesos fisiológica y autónoma, y a la adquisición del comportamiento coital. Durante este período, la reproducción es imposible debido sea a la ignorancia de los actos que deben realizarse, o a la impotencia debida a la insuficiente longitud del pene o sea de la infecundidad del varón o la hembra.

Parte a Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Período reproductivo

El período reproductivo corresponde a la capacidad de reproducción de un organismo, ella misma que depende de la capacidad simultánea de fecundidad y realización del coito.

Este período se extendería, en función del contexto cultural, del final de la pubertad o el principio de la edad adulta hasta la vejez.

Parte b Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido

Período post-reproductivo

El período post reproductivo corresponde a la decadencia de las funciones; vinculadas a la reproducción : final del gamétogenia o impotencia eréctil. La decadencia es progresiva, reducido en parte por los progresos tecnológicos y médicos.

Parte c Figura 6 Desarrollo relativo a la reproducción reducido


D - Madurez

En las sociedades tecnológicamente desarrolladas del XXIe siglo, la característica principal de las acciones vinculadas a la reproducción, durante el período de madurez, es su naturaleza voluntaria y consciente.

Esta característica de la reproducción humana es bien diferente de las de los tales animales más simples, por ejemplo los insectos. A la madurez, en estos artrópodos, el comportamiento de reproducción se desencadena automáticamente y se controla bajo el efecto de señales sucesivas.

Teniendo conocimientos y disponiendo de medios médicos, dado que no se obligó por "impulsos" o un "instinto" de la reproducción, cada ser humano puede decidir, voluntariamente y a dibujo, de procrear.


E - Reproducción & Comportamiento erótico

Se observa durante la evolución filogenético una disociación gradual entre el comportamiento de reproducción y el comportamiento erótico.

Esta disociación comportamental parece ser basada por procesos neurobiológicos bien específicos, en particular la evolución de las estructuras límbicas vinculadas al placer.

Parecería que en los animales más corticalizar, la reproducción esté garantizada por un conjunto fortuito de factores hedonicos y circunstanciales. Estos factores hacen posibles el coito y la fecundación subsiguiente, permitiendo así la reproducción y la perpetuación de la especie.

Así pues, con relación al comportamiento de reproducción, el acto reproductor (es decir, el coito vaginal, que forma generalmente parte de las actividades eróticas), puede realizarse independientemente del comportamiento erótico y efectuarse solamente por el reproducción.

Y con relación a las actividades eróticas, el comportamiento coital, crucial y absolutamente necesario para la reproducción, no es más que una alternativa posible y facultativa del comportamiento erótico.


F - Reproducción & Tecnología

Se observa que el desarrollo tecnológico y médico tiene una influencia no desdeñable sobre la reproducción humana.


a - Disociación Reproducción / Comportamiento

La influencia principal de las tecnologías se traduciría en una reevaluación de la problemática de la reproducción, disminuyendo la parte comportamental y aumentando la parte fisiológica.

Disociación Reproducción / Comportamiento de reproducción

Por una parte, con el desarrollo tecnológico, la problemática de la reproducción está cada vez menos vinculada al comportamiento. En un futuro inmediato, es incluso posible prever que la reproducción se convierta en un problema exclusivamente fisiológico o médico.

En efecto, las técnicas de procreación asistida permiten garantizar la reproducción afuera de todo comportamiento coital.

Estas técnicas médicas hacen así posible una disociación casi total entre la reproducción y el comportamiento de reproducción.

Disociación Reproducción / Comportamiento erótico

Por otra parte, es también posible en un futuro inmediato, que no solamente la reproducción se convierta en un acto principalmente médico, pero que la unión de los cuerpos se convierta solamente en un acto y una problemática del placer.

En efecto, los medios médicos permiten el control voluntario de la reproducción, en particular gracia a hormonas que actúan al nivel de los órganos reproductores internos.

El control hormonal hace así posible una disociación casi total entre el comportamiento erótico y la reproducción.

Conclusión

Los medios tecnológicos modernos tienden a hacer la reproducción una problemática principalmente fisiológica y médica, y tienden a disociarlo completamente de los aspectos comportamentales, coital y eróticos.

El ser humano tendría así un comportamiento erótico bien distinto, centrado exclusivamente en el placer, y aseguraría voluntaria e intencionalmente su reproducción por medios medicalizados que actúan sobre su fisiología.


b - Andropause y menopausia

Otro efecto más menor del desarrollo médico y las tecnologías (criogénica, de inseminación artificial, superpérdida hormonal, ...) es que permite actualmente retroceder artificialmente la edad límite de la reproducción de 10 a 20 años.


G - Reproducción & (Psicó)patología

No parece existir patologías directamente causadas por el comportamiento de reproducción.

Para el Hombre, dado que se incluyó la actividad de reproducción en el comportamiento erótico, los problemas de tipo (psicó)patología son los mismos que los producidos por las actividades eróticas.
(Véase el § "Comportamiento erótico & (Psicó)patología")


H - Conclusión

El comportamiento de reproducción, dependiente de procesos neurobiológicos específicos, parece desaparecer progresivamente a medida de la evolución de la estructura cerebral.

En los animales el más corticalizar, parece que la reproducción, esencial a la supervivencia de la especie, dependa de algunos reflejos residuales, coordinados después de aprendizaje en actividades reproductoras adaptados.

Desde millares de años, en la raza humana y quizá en los otros primates antropoides, la reproducción parece ser un feliz riesgo, consecuencia fortuita de la búsqueda del placer físico.

Pero hoy, el reciente desarrollo en la Historia de la humanidad de los conocimientos científicos y medios tecnológicos tiende a disociar completamente la actividad erótica de la reproducción, y a hacer de este último un acto medicalizado, voluntario y consciente.


www.psychobiology.org