Deportes Eliminatorias Mundial 2006
Eliminatorias en:
Noticias
 
Sudáfrica y Marruecos disputan sede mundial 2010
 
Cabeza a cabeza en la recta final, Sudáfrica y Marruecos se disputan la sede de la Copa Mundial de fútbol del 2010.

Reuters
Joseph Blatter, presidente de FIFA y Thabo Mbeki, presidente de Sudáfrica.
Últimas noticias
» Wanchope lamenta estar ausente de fogueo ante Francia
» Costa Rica con campamento en España con fondos de Mercedes Benz
» Costa Rica confirma amistosos ante Francia y Ecuador
» Selección mexicana invierte para el día después del Mundial
El retiro de Túnez el viernes, un día antes de que se decida el país organizador, redujo el plantel a cuatro candidatos. Egipto y Libia son los otros aspirantes a ser la primera sede africana del gran acontecimiento del fútbol mundial.

Una constelación de celebridades, desde el ex presidente sudafricano Nelson Mandela hasta el actor egipcio Omar Sharif, se congregó frente al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y su comité ejecutivo de 25 miembros en el Centro Mundial de Comercio de Zurich para apoyar las candidaturas de sus países.

Esta vez África es la reina de la fiesta ya que las autoridades del fútbol decidieron hace cuatro años rotar la copa entre las confederaciones, y a los africanos les tocó el primer turno.

Hace cuatro años, Sudáfrica perdió la sede del 2006 por un solo voto (12-11) ante Alemania después que un ejecutivo de la FIFA se abstuvo.

Pese a ser favoritos para ganar la sede del 2010, trajeron a Mandela y al actual presidente sudafricano Thabo Mbeki en apoyo de su candidatura, dejando en reserva al ex presidente F.W. de Klerk y el arzobispo Desmond Tutu, Premio Nóbel de la Paz.

"Han pasado 28 años desde que la FIFA tomó posición contra las divisiones raciales en el fútbol y ayudó a inspirar el capítulo final contra el apartheid", dijo el anciano Mandela al comité ejecutivo.

"Cuando estaba en (la prisión de) Robben Island el único acceso a la Copa Mundial de la FIFA era por radio. La única satisfacción de los prisioneros era el fútbol", agregó. "Aquí frente a ustedes, como parte de la delegación sudafricana, puedo confirmarles que estamos listos, dispuestos, determinados y capaces --además de apasionados-- de ser anfitriones de la Copa Mundial".

"Ustedes, amigos míos, tienen en sus manos hacer ese sueño realidad. Al igual que el fútbol generó esperanzas en Robben Island, organizar esta Copa Mundial dará significado a esta esperanza".

Aunque Sudáfrica parece en ventaja por los estadios con que cuenta y su sólida infraestructura, su índice delictivo sigue siendo un factor de preocupación, como también su distancia geográfica.

Marruecos, Egipto y Libia están muy cerca de Europa, que tendrá casi la mitad de los 32 equipos en la competencia.

Los marroquíes enfrentan en cambio el problema de que los terroristas que han atacado blancos en Europa al parecer tienen bases en su país. Pero sostienen que es una nación pacífica.

"Marruecos toma muy en serio la seguridad", dijo el titular de la delegación Saad Kettani, y observó que el presidente de la federación del fútbol también está a cargo de la gendarmería, una fuerza policial de elite.

"Los marroquíes son gente pacífica", afirmó.

Sharif dio un toque humorístico a la reunión.

"Adquirí un seguro extra", dijo el actor. "Encendí una vela a Santa Rita, la patrona de las causas perdidas. Si perdemos la elección, Santa Rita quedaría muy disgustada".

Túnez siempre quiso ser coorganizador del mundial, pero la FIFA se negó. Después de hacer campaña durante cuatro años, se retiró minutos antes del momento en que debía hacer su presentación final ante el comité ejecutivo de la FIFA.

"Hemos tomado en cuenta la decisión del honorable comité ejecutivo que una vez más confirmó que la Copa Mundial será organizada por una sola federación y que por lo tanto no se tomará en cuenta la idea de coorganizar esta competencia", dijo al comité ejecutivo el presidente de la Asociación Tunecina de Fútbol, Hamouda Ben Ammar.

"Por este motivo nuestra candidatura ya no tiene razón de ser", agregó.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que había anticipado el retiro tunecino, agradeció a Túnez "por vuestro interés en la Copa Mundial".

Como Túnez quería ser coorganizador de la copa junto con Libia, la causa de este último país pareció debililitarse. Sin embargo, los libios decidieron seguir en carrera.

Musa Nass, miembro del comité ejecutivo del fútbol de Libia, admitió que su país era el candidato menos favorito, pero adujo que el hecho de se hubiese designado al África como escenario "es suficiente, y deseamos agradecer al presidente Blatter por asegurar la primera copa mundial en África".

El comité ejecutivo de 25 miembros elegirá el sábado cuál de los cuatro candidatos organizará la primera copa mundial en África.

El objetivo es conseguir 13 votos, siempre y cuando no haya abstenciones. El candidato con el menor número de votos en la primera votación queda eliminado. El sistema se repite hasta que quedan dos candidatos, y luego es un mano a mano.


 

AP