Centro Virtual Cervantes

Actos culturales

El Camino de Santiago

InicioEnviar comentarios


Hospital
Real


pulse aquí para ampliar la imagenEl Hospital Real de Santiago forma parte de la red tejida en torno al Camino en auxilio de los peregrinos. Responde a la necesidad, sentida con intensidad creciente a lo largo de la Baja Edad Media, de reunir varios hospitales en uno solo con el fin de disminuir los costes de mantenimiento.

En Santiago ya existían instituciones de este tipo; pero los peregrinos no recibían allí la debida atención. Así, al menos, lo creyeron los Reyes Católicos que, quizá más como principio de gobierno (atender al bien común) que como acto de caridad, decidieron la construcción de uno nuevo. La fundación se retrasó hasta 1499 (Real cédula del 3 de mayo de 1499), cuando se ordenó al deán Diego de Muros que se hiciera cargo; poco después se remitieron las trazas y un memorial de instrucciones.

El arquitecto fue Enrique Egas, entonces maestro real, que concibió un edificio con planta en T, no en forma de cruz griega como en sus obras posteriores (Toledo, Granada). A ambos lados de la T se sitúan dos claustros: uno de hombres y otro de mujeres.

pulse aquí para ampliar la imagen pulse aquí para ampliar la imagen

En la intersección de los brazos de la T está el espacio privilegiado de la capilla, especialmente ornamentada y cubierta con crucería estrellada. Las características formales son las propias del gótico final. En la zona de la cabecera, donde más tarde se construirán dos nuevos patios (siglo XVIII), entonces había huertas.

En 1501 se trabajó en los cimientos y diez años más tarde estaba concluido en lo esencial, salvo la fachada, que es ligeramente posterior y que se reformó en el siglo XVII. La centra una portada renacentista, contratada por los maestros franceses Martín de Blas y Guillén Colás en diciembre de 1519. Años después, como protección de la fachada, el concejo cedió un terreno que se delimitó por gruesas cadenas engarzadas en pilares renacentistas. En el siglo XVII fray Tomás Alonso tuvo que intervenir para reparar la ruina que amenazaba: se construyeron dos balconadas, con sendos huecos.

pulse aquí para ampliar la imagen pulse aquí para ampliar la imagen

El Hospital Real de Santiago es un edificio excepcional; muy diferente a los grandes hospitales de planta rectangular, usuales en la Edad Media (a pesar de que a Egas se le había recomendado que tuviera en cuenta el Hospital Real de Burgos, que tan mal conocemos en su configuración medieval por las reformas que experimentó en el siglo XVI), pero aún está lejos de los proyectos de influencia italiana en forma de cruz griega, de los que el mejor ejemplo es el famoso Hospital Mayor de Filarete, en Milán.



Arriba
| Plaza del Obradoiro |
Población |

| Portada del CVC |
| Obras de referencia | Actos culturales | Foros | Aula de lengua | Oteador |
| Rinconete | El trujamán |

| Enviar comentarios |

Centro Virtual Cervantes
© Instituto Cervantes (España), 1999-. Reservados todos los derechos.