Inicio Make Text BiggerMake Text SmallerReset Text Size
Algunas majaderías sobre el código abierto
Valoración del artículo: / 9
MaloBueno 
21.11.2006

compartirVía Sergio Hernando leía hace unos días:

"Con el código abierto, no hay propiedad intelectual. Cualquiera puede usarlo, y tus ideas pasan al dominio público. Si nadie puede hacer dinero con eso, no habrá desarrollo y los programas de código abierto rápidamente se vuelven obsoletos. Si soy programador, caso de poder escribir buen código, ¿por qué regalarlo? Tailandia puede hacer buen código sin necesidad de código abierto."

Son declaraciones del ministro tailandes de tecnologías de la información y las comunicaciones. Es lo que tiene la libertad de expresión, que cada uno puede decir lo que quiera, y se puede llegar a extremos como los de este señor.

Se pueden afirmar majaderías como que con el código abierto no hay propiedad intelectual. ¿Cómo se dirá en tailandés: "qué tiene que ver el culo con las témporas"?.
 

¿Por qué le parece mal que cualquiera pueda usarlo y que las obras pasen al dominio público?. Una de las principales motivaciones que apunta Brooks por las que los buenos profesionales trabajan es porque mantienen la ilusión del niño: hacer algo útil y que sea usado por los demás. Cualquier programador quiere que los demás usen sus inventos, así que lo de que "cualquiera pueda usarlo" no es malo, sino todo lo contrario (por lo menos para los profesionales que no consideran su trabajo como un castigo).

¿Es malo para el autor que su obra pase al dominio público, si el autor así lo desea?.

La frase "Si nadie puede hacer dinero con eso, no habrá desarrollo" tiene un fondo interesantísimo: "La motivación por la que el hombre construye artilugios es el dinero".
Pobre señor, no puede comprender el placer de hacer algo por el simple gusto de hacerlo, de ver la obra hecha, de poderla compartir, regalarla a quien pueda resultar ÚTIL, y en especial en todo aquello en lo que el valor de las copias es 0 y por tanto la capacidad de regalar y compartir resulta infinita.

Eso de que los programas de codigo abierto se vuelven obsoletos, debe ser porque los programas propietarios tienen el elixir de la eterna juventud. En fin, no merece la pena ni comentarlo.

Antes de terminar vuelve a demostrar su pobreza de espíritu cuando afirma no comprender "Si soy programador, caso de poder escribir buen código, ¿por qué regalarlo?".

Y por fin, una frase con cierta lógica: "Tailandia puede hacer buen código sin necesidad de código abierto".  Sí señor, totalmente de acuerdo.
Pero lo que no vale es cerrar un discurso de majaderías con una frase cierta, como dando a entender que es la conclusión de lo dicho.

Esto es así porque es así. Tailandia puede hacer buen código sin necesidad de que sea abierto.


Hay software cerrado y comercial estupendo, y los que lo fabrican no son demonios.
Y también hay iniciativas de artífices que dibujan, escriben, programan, investigan... porque son curiosos. Porque les gusta, porque pertenecen a esta rara especie humana de actividad y curiosidad insaciable, y siguen manteniendo una cierta inocencia infantil, por la que comparten, regalan y les preocupa más que guste lo que han hecho, a que se lo paguen.

Trackback(0)
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy
 
< Anterior   Siguiente >
Advertisement

Advertisement



Registrado en Safe Creative