|    Pico y placa Quito:      |  

DIA DEL PASILLO ECUATORIANO

Publicado el 01/Octubre/1997 | 00:00

Quito. 01 oct 97. No había pasado mucho tiempo de la muerte de
Julio Jaramillo cuando surgió la iniciativa de escoger una
fecha a través de la cual se le rindiera homenaje permanente
al famoso cantor. Y quedó registrado el 1 de octubre como Día
del pasillo Ecuatoriano, celebración que coincide con el
natalicio de Jaramillo que hoy, precisamente, cumpliría 62
años de su venida al mundo.

De origen humilde, Julio Jaramillo fue dueño de una
extraordinaria voz que llegó a ser altamente cotizada.
Después de sus primeras grabaciones entre pasillos y boleros
el cantante buscó mejores oportunidades en Colombia, Venezuela
y México y en esos países triunfó de forma rotunda.

Aunque parezca increíble, Jaramillo muestra en las
estadísticas como el intérprete que más canciones ha grabado.
Nadie en los diversos continentes tiene más grabaciones que
Jaramillo, quien acumuló algo así como 300 discos de larga
duración, es decir 3.600 temas. Y sin embargo murió sin dejar
fortuna. A algunos cantantes contemporáneos les bastó grabar
una sola canción para volverse ricos y famosos.

Podemos afirmar que Jaramillo cantó y grabó todos los pasillos
clásicos, esto es la producción de los Araujo Chiriboga,
Carlos Amable Ortíz, Carlos Brito, Nicasio Safadi, Enrique
Ibáñez, Constantino Mendoza, Carlos Silva Pareja, Carlos
Rubira y Carlos Solís Morán. Y además de los boleros de
siempre, que incluye melodías de Rafael Hernández, Pedro
Flores y Hugo Romani, J. J. también grabó tangos y otras
canciones de autores argentinos. Alguien dijo: "Y qué es lo
que no ha grabado Julio Jaramillo".

Sin desmerecer su rica trayectoria, estamos en capacidad de
afirmar que a Jaramillo le ocurrió lo mismo que a Gardel, que
en su interminable y febril actividad en los estudios
fonográficos, grabó temas de escaso valor musical. Y como
dijéramos cierta ocasión, haciéndonos eco de afirmaciones de
críticos foráneos, Jaramillo logró notoriedad internacional no
tanto por la interpretación de pasillos sino por la forma de
cantar boleros.

El fenómeno Jaramillo

Consecuentes con la verdad diremos que Jaramillo surgió en
momentos en que se mantenían en la cúspide Los Panchos, Los
Diamantes, Roberto Yánez, Gregorio Barros. La voz de
Jaramillo con su tono agudo distaba de la fuerza que imponía
Leo Marini o Fernando Fernández, por ejemplo. Por eso en su
momento de gloria J.J. no fue el cantante preferido por los
jóvenes de los años 55 y 56. Y todos sabemos de la desazón
que produjo en el cantante esa falta de aceptación a sus
interpretaciones y de su decisión de marcharse al exterior.
Luego de su deceso en 1978, se produce un hecho sorprendente.
La gente joven, aquellos que ni siquiera lo conocieron
personalmente., se convirtieron en los más grandes seguidores
de Jaramillo. Lo cierto es que la fama e idolatría de nuestro
aplaudido ha sido arrolladora después de muerto. Sus discos
se siguen vendiendo en grandes cantidades.

Recuerdan a Julio Jaramillo

El legendario cantante ecuatoriano Julio Jaramillo, muerto de
cáncer al hígado a los 42 años, habría cumplido 62 hoy,
Jaramillo nació el 1 de octubre de 1935 en Guayaquil. Su
apellido materno era Laurido. En la misma fecha nacieron la
actriz Julie Andrews y sus colegas Philippe Noiret y Walter
Matthau.

Jaramillo volvió a ponerse de moda recientemente gracias al
cantante colombiano Charlie Zaa, quien grabó un álbum con
composiciones que él hizo famosas a lo largo de su carrera y
otras popularizadas por su compatriota Olimpo Cárdenas.

Su vida fue tan trágica como los boleros, valses y pasillos
que interpretó.

La carrera como cantante la inició en 1955 grabando Te odio y
te quiero, un tango del argentino Enrique Alesio que
Jaramillo transformó en un bolero que sería característico de
su repertorio.

Al año siguiente salió por primera vez del Ecuador para
presentarse en Cali, Colombia, pero interrumpió sus
actividades artísticas para "prestar el servicio obligatorio
en su país", según indica el bolerista colombiano Jaime Rico
Salazar en su libro Cien años de bolero.

Cumplidos sus deberes patrios, grabó Nuestro juramento, de
Benito de Jesús, con el que se dio a conocer en todo el
continente. a través de sus épocas lo grabó varias veces.

Más tarde se estableció en Venezuela, país que pos su
situación geográfica la permitía desplazarse con más facilidad
hacia otros puntos del Norte del continente.

En los cinco matrimonios que contrajo, Jaramillo dejó, "que se
sepa", según Rico Salazar, 27 hijos.

El 10 de febrero de 1978 fue sometido a una operación de
urgencia en Guayaquil, adonde había regresado después de diez
años de ausencia, de la que no se salvó. (Texto tomado de El
Universo)

Archivado en | Nacional  |

Tags : Estrenos 



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.

Publicidad