El Porvenir |Joven |Don Eugenio Garza Sada Un hombre de obras trascendentes
 
Noticias de Monterrey, Nuevo Leon, Mexico, Periodico El Porvenir    Noticias de Monterrey, Nuevo Leon, Mexico, Periodico El Porvenir
Lunes, 22 de Octubre de 2012
 
 
 
Joven
Mayor Tamaño de Letra
Menor Tamaño de Letra
 
Don Eugenio Garza Sada Un hombre de obras trascendentes
Lunes, 17 de Septiembre de 2012

A 69 años de la fundación del Tecnológico de Monterrey, la visión de Don Eugenio permanece vigente

Monterrey, N.L.- Como un líder visionario, comprometido con el desarrollo de su comunidad tanto en el ámbito educativo como en el económico, siempre preocupado por las personas y que antepuso los intereses de los demás antes de los suyos, es recordado Don Eugenio Garza Sada, fundador, junto a un grupo de empresarios, del Tecnológico de Monterrey.

Las obras que realizó durante su vida aún perduran y sus acciones y forma de ser se han convertido en un ejemplo e inspiración para los demás.

Gran responsable del crecimiento del Estado y de la Institución, la huella de Don Eugenio trasciende a través del tiempo y se mantiene vigente en las nuevas generaciones.

Hombre visionario

Don Eugenio Garza Sada nació el 11 de enero de 1892, fue el cuarto de ocho hijos que procrearon sus padres Isaac Garza y Consuelo Sada, quienes provenían de familias de tradición empresarial, lo que permitió que se desarrollara en un medio ambiente propicio para ser testigo y, posteriormente, protagonista, de lo que fue el exitoso proceso de expansión industrial, económica y educativa de Monterrey.

Una de las etapas que marcarían la vida de Don Eugenio fue el año de 1913, cuando debido a los conflictos políticos en los que se encontraba México en ese entonces, su familia dejó el país para buscar refugio en el exilio norteamericano, en donde Don Eugenio trabajó como dependiente de una tienda y acomodador en un cine.

En tierras norteamericanas, Don Eugenio estudió la escuela preparatoria en la Western Academy, academia militar, y posteriormente la carrera de Ingeniero Civil en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Su estancia en Estados Unidos le hizo tomar conciencia de que la educación resulta la vía más eficaz para lograr la industrialización y el desarrollo de un país, de la conexión existente entre investigación y ciencia, entre ciencia y tecnología, y entre éstas y el desarrollo, el bienestar y la libertad.

En su regreso a México, en 1917 comenzó a trabajar en la Cervecería Cuauhtémoc, siempre tuvo un concepto muy claro de lo que es el trabajo, detrás de cada máquina, de cada mesa, de cada ventanilla de servicio, veía al ser humano que las atendía; así, su trato con sus colaboradores y empleados fue siempre amable y cercano.

Su primer puesto en Cervecería Cuauhtémoc fue el de auxiliar del Departamento de Ventas, dicha fábrica había sido iniciada por su padre, don Isaac Garza, junto con otros empresarios de la época.

Ahí fue ocupando, sucesivamente, puestos de mayor responsabilidad e importancia.

Fue un incansable defensor de la empresa privada y de la libertad de emprender. Su liderazgo en Monterrey fue muy claro y fecundo, tanto en el campo de la empresa, como en los de la educación y la asistencia social.

Se casó en 1921 con doña Consuelo Lagüera Zambrano, de ese matrimonio nacieron ocho hijos quienes, junto con doña Consuelo, ocuparon siempre el primer lugar en las prioridades de don Eugenio.

Valores

Desde sus primeros años de vida profesional, don Eugenio se dio cuenta de que el desarrollo era el único camino viable para México, lo que implicaba el mejoramiento de las personas y laintegración de la patria, que en ese tiempo estaba dividida.

Aunque la vida en México en los años 20 era especialmente dura, don Eugenio Garza Sada se mostró activo, eficaz, valiente y creativo ante las dificultades.

El trabajo, según su pensamiento, conducía al hombre hacia la libertad y la cultura, por lo que era un activo promotor del trabajo, ya que encontraba en éste la razón de la dignidad humana, y por ello era un trabajador incansable y feliz; lo anterior, unido a su responsabilidad social, lo llevó a crear empleos para muchos mexicanos.

En su labor profesional destacaron su capacidad administrativa y una excepcional capacidad para efectuar pronósticos y planes a largo plazo.

Nunca se dio por vencido y supo crear las condiciones favorables a sus proyectos aun cuando fueran adversas.

Tuvo también la habilidad de hacer fácil lo difícil a través de la dedicación y la destreza.

Una de sus primeras muestras de interés por los trabajadores fueron los medios de comunicación interna fundados por él, que en ese tiempo constituían una novedad; así fue como comenzó la publicación “El abanderado” y, posteriormente, la revista “Trabajo y ahorro”, que desde 1918 se publica cada quince días.

En estas publicaciones el propio don Eugenio escribía regularmente mensajes para todos los trabajadores y empleados de las fábricas que dirigía.

Asimismo, don Eugenio definió el Ideario Cuauhtémoc.

Durante sus años en la empresa, se fundó la Sociedad Cuauhtémoc y Famosa, que engloba a obreros, empleados y directivos, y quienes trabajan en las empresas del grupo recibían a través de esta sociedad muchas prestaciones de diversos tipos, entre las que destacaron los servicios de salud y los prestados en un gran centro de recreación construido especialmente para los miembros de esa sociedad.

Muy importante también en la trayectoria empresarial de don Eugenio fue la creación de la Colonia Cuauhtémoc, en 1957, en un terreno de 40 hectáreas, proyecto que fue el inicio de un amplio programa habitacional para los trabajadores de las empresas del grupo que dirigía don Eugenio Garza Sada.

En el ámbito de su preocupación social destaca también su apoyo al Hospicio León Ortigosa, que ha servido de hogar a niñas huérfanas durante muchos años.

Impulsor de la educación

Don Eugenio fue un devoto impulsor de la educación, creía firmemente en que el desarrollo humano conduciría a que México fuera un mejor país.

Así, a través de la Sociedad Cuauhtémoc y Famosa, canalizó recursos muy importantes para la impartición de cursos y, sobre todo, para el otorgamiento de becas para los hijos de sus trabajadores.

A los 26 años de trabajar en la Cervecería Cuauhtémoc, don Eugenio consideró impostergable la preparación de técnicos mexicanos y emprendió su obra más importante: el Tecnológico de Monterrey, auspiciado por Enseñanza e Investigación Superior, A. C.

Para ello reunió a un grupo de empresarios regiomontanos y cristalizó la idea de crear una institución cuyo objetivo fuera formar integralmente, y no sólo como profesionistas bien calificados, a hombres y mujeres.

Esta Institución comenzó modestamente en una casa del centro de Monterrey, en 1943, con 350 alumnos y unos cuantos profesores.

Desde entonces, Don Eugenio dedicó gran parte de su tiempo a dirigir el rumbo de la Institución, siendo presidente del Consejo Directivo del Tecnológico desde 1943, hasta la fecha de su lamentable muerte, ocurrida en 1973.

1892 fue el año en que nació Don Eugenio.

1917 comenzó a trabajar en Cervecería Cuauhtémoc

Principios y valores

Don Eugenio legó una serie de principios agrupados en el “Ideario Cuauhtémoc”, creado bajo su supervisión y conceptos personales, el cual promovió para que compañeros y colaboradores lo practicaran:

1. Reconocer el mérito de los demás 2. Controlar el temperamento 3. Nunca hacer burla 4. Ser cortés 5. Ser tolerante 6. Ser puntual 7. Si uno es vanidoso, hay que ocultarlo 8. No alterar la verdad 9. Dejar que los demás se explayen 10.

Expresarse concisamente 11. Depurar el vocabulario 12. Asegurarse de disfrutar el trabajo 13.

Reconocer el enorme valor del trabajador manual 14. Pensar en el interés del negocio más que en el propio 15.

Análisis por encima de la inspiración o de la intuición 16. La dedicación al trabajo 17.

Ser modesto

Facebook Twitter
Ver Comentarios (1)
Escribir Comentario
Mayor Tamaño de Letra
Menor Tamaño de Letra
 
 
  Comentarios de Lectores
Aprobado
Desaprobado
 1.  Ya no se dan de estos Señores
Pepe Trueno, 17/09/2012 11:37
 
1
0
 
   
Deporte Universitario
 
Otras Noticias
Innovación educativa: sello de la Institución
Premian su publicación en emprendimiento y realzan valor de sus hallazgos
Gana Premio Nacional de la Juventud
Crean probiótico que no requiere refrigeración
Escriba una palabra clave para iniciar la busqueda de notas
 
  rss