• Imprimir
    Enviar
    292 COMENTAR
    Compartir en Delicious
  • Garzón trata de esconder que archivó una denuncia contra Carrillo por Paracuellos
    El juicio acaba hoy con la última palabra del imputado
    Garzón trata de esconder que archivó una denuncia contra Carrillo por Paracuellos
    292 comentarios D. Carrasco.

    El juez suspendido veta durante el juicio la lectura del auto que dictó en 1998. La acusación aporta pruebas a la Sala sobre la presunta prevaricación del magistrado.

    Manos Limpias: "Con sus argumentos se podría abrir causa por fusilamientos del Dos de Mayo"

  • La declaración de los tres testigos durante la quinta sesión del juicio oral contra Baltasar Garzón, celebrada ayer en el Tribunal Supremo, volvió por los mismos derroteros que los días anteriores. Esto es, nuevas narraciones sobre las tragedias ocurridas durante la Guerra Civil. Con su testimonio quedó finalizada la prueba testifical, ya que el abogado Gonzalo Martínez-Fresneda renunció a la más de media docena que aún quedaban por declarar.

    Sin embargo, lo más interesante del juicio fue la aportación por las partes de la abundante prueba documental. Un ejemplo de ello fue que tanto la defensa como la acusación popular citaron algunas resoluciones dictadas por tribunales internacionales y por el propio imputado para que la secretaria judicial dejara constancia simbólica ante la Sala Penal de su lectura pública. Fue llamativo el intento por la defensa del juez Garzón de querer impedir a los magistrados la lectura del auto que dictó el 16 de diciembre de 1998 cuando decretó el archivó de la denuncia presentada por la Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Genocidio en Paracuellos del Jarama contra Santiago Carrillo.

    Este hecho puede tener unas consecuencias importantes para el desenlace final del juicio al que se enfrenta Garzón. Así, José María Ruiz, abogado de Manos Limpias y de la Asociación Civil Libertad e Identidad, explicó a LA GACETA: “Esta resolución judicial deja en evidencia al acusado de cometer un presunto delito de prevaricación porque en su declaración ante el tribunal dijo que no aceptó la denuncia porque no había delitos contra la forma de Gobierno y altos cargos de la Nación”. Y sin embargo, “el auto de Paracuellos pone de relieve que se rechazó por falta de tipicidad e irretroactividad de la ley penal”. Es más, en dicho auto arremete contra los querellantes a los que acusa de “mala fe procesal” y pone en “tela de juicio la deontología profesional de quien se toma tan a la ligera las normas básicas de nuestro ordenamiento jurídico”.

    El abogado Ruiz también explica otro argumento para ilustrar el tipo subjetivo de la prevaricación, es decir, la actuación “a sabiendas”. En este sentido, cita el informe del Ministerio Fiscal fechado el día 1 de febrero de 2008 que dice taxativamente: “Cuando la Audiencia Nacional ha conocido los delitos de genocidio o torturas ha sido en casos en los que los delitos han ocurrido fuera de nuestro territorio bien por ciudadanos españoles bien por el principio de persecución universal”. Por esta razón, añadió el fiscal Carlos Bautista, “no se pueden admitir las denuncias de la guerra civil”.

    Apoyo en Gadafi
    Por su parte, el abogado Martínez-Fresneda entregó a los magistrados, al fiscal y a la acusación un soporte digital en el que se recogen numerosas resoluciones y documentos emitidos por instancias internacionales sobre desapariciones forzadas, crímenes de lesa humanidad e incluso el ex dictador libio Muamar el Gadafi.

    Asimismo, también presentó la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, de la Corte Penal Internacional, de tribunales nacionales que han resuelto casos sobre Yugoslavia, Líbano o la extradición del ex dictador chileno Augusto Pinochet. Además de sentencias dictadas en Chile, Perú, Venezuela, Argentina o Chile, entre otras.

    Cuando le tocó el turno al Ministerio Fiscal, representado por Luis Navajas, interesó la lectura por la secretaria judicial de los votos particulares que formularon varios magistrados de la Audiencia Nacional. En síntesis, resaltaban que los delitos denunciados en la Audiencia debían investigarse por la gravedad de los crímenes y para ello apelaban al principio de justicia universal.

    Zanjas comunes
    Por lo que respecta a las manifestaciones de los testigos, el primero en declarar fue Antonio Solsona, vecino de Castellón e hijo de un desaparecido en octubre de 1947. El abogado de Garzón preguntó a Solsona si creía que la detención de su padre estuvo relacionada con un maquis que operaba en dicha zona. El testigo contestó: “No tenía ninguna relación”.

    El segundo testigo en entrar a la Sala Penal fue Emilio Silva Barreda, de la Asociación Recuperación de León, Bierzo, Burgos y Zamora. El testigo narró su denuncia de 64 casos concretos ante Naciones Unidas, en Ginebra, solicitando la aplicación del protocolo de desaparecidos de 2002.

    “Sólo pedíamos justicia para las familias de desaparecidos. Para Silva, las exhumaciones son una parte del problema, de la que se tienen que responsabilizar el Estado”, pero las víctimas también quieren “justicia”.

    El último en prestar declaración fue el presidente de la Asociación de la república de Cantabria, Antonio Ontañón Toca. Su relató tuvo como eje central “las ejecuciones y su posterior enterramiento en las fosas, mejor dicho, zanjas comunes donde se albergaba a un número indeterminado de personas”. Acudieron a la Audiencia Nacional para que les ayudara en la búsqueda de las desapariciones. Hoy quedará visto el juicio para sentencia con los informes de las partes y la última palabra del imputado Garzón.

  • TEMAS RELACIONADOS: PolíticaSantiago Carrillo

  • Imprimir
    Enviar
    292 COMENTAR
    Compartir en Delicious
PUBLICIDAD

292 Comentarios

  • 18 de julio18 de julio06:48 | 08 de febrero, 2012

    Aunque Paracuellos es el genocidio más conocido perpetrado por socialistas, comunistas y anarquistas, no debemos olvidar otros muchos, que los hubo. Soto de Aldovea, Aravaca, el túnel de Usera, el tren de la muerte, las chekas, las profanaciones de tumbas, los saqueos de templos y martirización de religiosos, etc ... En fín, miles de asesinatos y otros delitos de los que este juezucho no ha querido saber nada porque los cometieron los de su cuerda, la escoria de la sociedad, como Santiago Carrillo, aún en este mundo para escarnio de la decencia humana.
    Este indecente sujeto no puede volver a ejercer ninguna autoridad de ningún tipo ni en ningún lugar. Debe ser condenado y pudrirse en una celda.

  • 18 de julio18 de julio06:50 | 08 de febrero, 2012

    Y no olvidemos que, además de Garzón, hay más culpables y responsables junto a él que no deben quedar impunes.

  • Carlos SwarzCarlos Swarz08:30 | 08 de febrero, 2012

    Pero todos los crimenes de la izquierda ya fueron juzgados por el franquismo...
    .
    De lo que se trata ahora es de juzgar el genocidio planificado que hubo después de la guerra contra los vencidos.

  • NORTON65NORTON6508:41 | 08 de febrero, 2012

    o sea carlos, ¿que rejuzgan lo juzgado por el franquismo?, porque segun tu afirmacion, se desprende que lo que llamas genocidio es el resultado de aplicar la sentencia que segun dices, ya juzgo el franquismo.a ver si os aclarais.La mentalidad de ahora con nuestro modo de vida, no puede aplicarse a la mentalidad de hace 80 años, entonces todo era mas simple.

  • Carlos SwarzCarlos Swarz09:28 | 08 de febrero, 2012

    Norton, el franquismo juzgó los crimenes de la izquierda durante los 40 años de dictadura. Lo que yo y muchos decimos es que ya va siendo hora de juzgar los crímenes que cometió el franquismo, que son muchos y más vraves, empezando por el genocidio contra todo lo que fuera de izquierdas o republicano.

  • sanjosedelcepillosanjosedelcepillo09:40 | 08 de febrero, 2012

    que tal si dejamos que a estos les juzgue la ley y nos dedicamos
    a pensar y ser solidarios con aquellos a los que desahuciaron de sus casas y duermen donde pueden y los 5.400.000 parados y los que te rondare morena si nos pasmos la vida tratando de si son galgos o podencos.

  • Isabel MaestreIsabel Maestre09:44 | 08 de febrero, 2012

    Perdón: Marcelino Camacho

  • luislucialuislucia09:48 | 08 de febrero, 2012

    Mira, los crímenes de paracuellos , si se juzgaron, desde luego no dieron como resultado la condena de TODOS los responsables, creo yo, por eso Carrillo está "de rositas" y eso es un hecho que resulta sangrante pues al tiempo se está intentando condenar a personas que además están muertas. Es una buerla aportar el certificado de defunción de Franco, como intentó o hizo este Sr. juez. A un tío mío, de derechas y torero, de la misma provincia que el sr. Garzón, por cierto, le dieron "el paseíllo" junto con unos cuantos curas, al modo que hicieron otros con Lorca, pero éstos de izquierdas. Volvieron a su finca luego y obligaron a su familia a cocinarles todos lo animales que les mataron para celebrar "una cosa muy grande" que habían hecho. éste último entrecomillado es la frase que aún pronuncia con un temblor mi madre, la hermana pequeña del muerto al que adoraba, que entonces tenía 7 años y jamás lo ha olvidado. Pero si que los perdonó, hoy tiene 96 años y se casó con uno que fue comandante de la república. Esta ley, por eso, sobraba. Ah, y NUNCA se encontró el lugar donde fue enterrado mi tío desconocido, oues todo eso sucedió antes de que yo naciera, como bien se entiende.

  • acrocorintoacrocorinto09:52 | 08 de febrero, 2012

    ay, ay,ay, que parcial.

  • balearesss10:07 | 08 de febrero, 2012

    Isabel Mestre#
    Buenísima aportación y muy acertada, sobre todo para que la izquierda no olvide el porqué este señor está siendo juzgado.

Para comentar debes registrarte

Si quieres entrar en el debate debes estar registrado en nuestra comunidad.


Si ya lo estás, debes iniciar sesión.


Si aún no lo estás, regístrate aquí.


Recuerda que tu comentario puede ser votado por el resto de los usuarios que estén registrados.


Revisa nuestras normas de conducta si no quieres que tu comentario sea moderado. Acceder al manual.


Sepa más sobre nuestra política.

PUBLICIDAD