En la competición preliminar de la Zona asiática, un total de 43 equipos se disputaron los cuatro pases automáticos para la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 en juego. Australia, Japón y la República de Corea confirmaron su condición de favoritas al repartirse tres de los billetes disponibles. Sorprendentemente, el cuarto no acabó en manos de ninguna de las otras dos cabezas de serie, Arabia Saudí e Irán, sino en los bolsillos de la RDP de Corea, que se aseguró así el regreso a la fase final de la prueba reina del fútbol mundial.

De nuevo le tocó a Bahréin jugar la repesca intercontinental por el pase a la Copa Mundial de la FIFA. Lamentablemente, por segunda edición consecutiva, la selección procedente del Golfo Pérsico volvió a caer en la eliminatoria, en esta ocasión ante Nueva Zelanda.

Momentos memorables
Australia, el único equipo de la confederación que alcanzó la segunda ronda de Alemania 2006, empezó su trayectoria por la fase de clasificación dispuesto a reivindicar su condición de potencia futbolística de la Zona asiática. Los Socceroos avanzaron sin problemas por una sección en la que también figuraban Qatar, la RP China e Irak, y siguieron impresionando en el último grupo de clasificación, hasta el punto de hacerse con el pase cuando todavía quedaban dos jornadas por disputar.

Japón participará merecidamente en su cuarta fase final de la Copa Mundial de la FIFA consecutiva, pero ha tenido que trabajar muy duramente para conseguirlo. Cuando, en la última ronda, los japoneses se mostraron incapaces de imponerse en su propia casa a Uzbekistán, muchos observadores señalaron que sus intentos por llegar a Sudáfrica terminarían en fracaso. Sin embargo, Japón respondió con gran estilo a las voces críticas. Un gol de Shinji Okazaki a domicilio contra el mismo rival abrió al equipo un hueco entre la élite mundial.

A nadie extrañó que, después de haber dominado durante tanto tiempo la clasificación asiática, la República de Corea sellara su séptimo pasaporte consecutivo para la fase final. Lo realmente sorprendente fue cómo lo hizo: a falta de dos partidos para el final y sin conocer la derrota. Corea del Sur ha sido el único equipo de Asia en cuya hoja de servicios figura un registro de imbatibilidad durante el cumplimiento de su misión.

Sin embargo, la RDP de Corea se las ingenió para causar problemas a los Guerreros Taeguk. Los norcoreanos empataron tres partidos con sus eternos rivales del sur antes de caer por la mínima en el cuarto encuentro. A pesar de la derrota, los Chollima siguieron trotando hacia Sudáfrica 2010. Con una resuelta igualada en Arabia Saudí en su último partido, los norcoreanos arañaron el punto que necesitaban para meterse en la fase final.

Nombres propios
Mark Schwarzer, el guardameta australiano, derrochó calidad y clase a lo largo de la competición y cedió sólo dos goles en 13 partidos. La chispa creadora de Mark Bresciano y la puntería del mediocampista ofensivo Tim Cahill también contribuyeron al éxito de los Socceroos en la fase de clasificación.

Dos Nakamura desempeñaron un papel prominente en la selección japonesa. Kengo Nakamura, del Kawasaki Frontale, comandó el mediocampo junto al creador del juego del Espanyol, Shunsuke Nakamura. El último vio puerta en tres ocasiones, y el primero cedió a Okazaki el pase del gol que otorgó la clasificación a su equipo en el partido contra Uzbekistán.

Park Ji-Sung destacó como el hombre más emblemático de la República de Corea, para la que anotó cinco goles. El mediocampista del Manchester United se prepara ahora para capitanear a Corea del Sur en Sudáfrica 2010. En su cometido contará con la ayuda de dos jóvenes y fascinantes talentos, Park Chu-Young y Lee Keun-Ho, ambos de 24 años, capaces de anotar goles con asombrosa facilidad.

El seleccionador de la RDP de Corea, Kim Jong-Hun, pidió a sus hombres que potenciaran “al máximo el ataque y la defensa”. Precisamente, la mayor virtud del combinado norcoreano resultó ser su enorme cohesión como equipo. Sin embargo, en la selección destacaron por su buen hacer el capitán Hong Yong-Jo y su compañero en ataque, el delantero afincado en Japón Jong Tae-Se.

Números que hablan
0: Australia no había participado nunca antes en la competición preliminar de Zona asiática para la Copa Mundial de la FIFA.

La frase
"El espíritu de equipo se convirtió en la fuerza unificadora del grupo y en la motivación de mis jugadores, y ha sido nuestra principal baza durante toda la campaña de clasificación. Por sus cualidades, mis jugadores son capaces de resistir en cualquier partido, por difícil que sea, y conseguir resultados satisfactorios", Kim Jong-Hun, seleccionador de la RDP de Corea.

Clasificados
Australia, Japón, República de Corea, RDP de Corea

Goleadores
8 goles: Sarayoot Chaikamdee (Tailandia); Maksim Shatskikh (Uzbekistán)
6 goles: Ahmad Ajab (Kuwait); Ismail Matar (Emiratos Árabes Unidos)
5 goles: Zyad Chaabo (Siria); Park Ji-Sung (República de Corea); Mohammed Ghaddar (Líbano); Sebastián Quintana (Qatar)
4 goles: Tim Cahill (Australia); Brett Emerton (Australia)