Sociedad Bach

Coro Sociedad Bach

Miembros

J. S. Bach

Patrocinadores

Contacto


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Curiosidades sobre J. S. Bach

"Nicht Bach, sondern Meer sollte er heissen" ("No Arroyo, sino Mar debería ser su nombre") - L. van Beethoven, haciendo alusión a la grandeza de Bach, cuyo apellido en alemán significa "arroyo".

Según la leyenda, Bach escribió las Variaciones Goldberg por encargo del conde Hermann Carl von Keyserlingk, que sufría de insomnio. El clavecinista de la corte, Johann Gottlieb Goldberg, debía tocar las variaciones durante la noche para aliviar las largas horas de vigilia del conde, que recompensó muy generosamente a Bach por la obra.
Lo cierto es que no existe ninguna dedicatoria de Bach al conde y que, en el año en que se compusieron las variaciones, Goldberg no era más que un adolescente, aunque muy prometedor. Lo más sensato es encuadrar estas variaciones en el conjunto de composiciones de Bach destinadas a servir de ejercicio para los estudiantes.

---o0o---

Cuando Bach era niño, su padre lo formó musicalmente, aunque le prohibía estudiar por su cuenta las partituras de los famosos compositores italianos de la época - como Vivaldi - para que no deformaran su aprendizaje. Para mantenerlo alejado de tales influencias, escondía las partituras en un armario bajo llave. Pero el pequeño Juan Sebastián se levantaba por las noches, robaba las partituras por las rendijas del armario y las copiaba nota a nota a la luz de una vela para devolverlas antes de que lo descubrieran y poder estudiarlas a su antojo.

---o0o---

Aunque nunca se conocieron personalmente, Bach y Haendel - nacidos el mismo año - tienen muchos elementos en común. El más curioso de ellos es, quizá, el charlatán y autoproclamado oculista inglés John Taylor, que operó sin éxito a ambos compositores, cegando a Haendel tras una operación de cataratas. En el caso de Bach, ya ciego cuando recurrió al infausto inglés itinerante, el postoperatorio de esta intervención pudo acelerar su muerte. A modo de justicia poética, el propio John Taylor moriría ciego en 1772. Samuel Johnson lo cita como ejemplo de cuán lejos llega la ignorancia a lomos de la insolencia (how far impudence may carry ignorance).

---o0o---

Algunas de las obras para teclado más conocidas de Bach tienen títulos poco comunes. El "Cuaderno para órgano" (o Pequeño libro para órgano) se llama en realidad: "Librito para órgano, que servirá de guía a los principiantes para las diversas maneras de ejecutar un coral y les dará la posibilidad de especializarse en el manejo del pedal, pues en algunos de los corales que en él se encuentran, el uso del pedal es obligado. Para honrar a Dios y enseñar al prójimo", título que el propio compositor escribió en las tapas de cuero del cuaderno. "El Clave bien temperado" también tiene un título poco común: "El Clave bien templado, o preludios y fugas en todos los tonos y semitonos, tanto con la tercera mayor, o DO - RE - MI, como con la tercera menor, o RE - MI- FA. Para uso y provecho de músicos jóvenes deseosos de aprender, así como para el entendimiento de aquéllos que ya son expertos en el arte".
En los últimos años se ha difundido al teoría de que Bach había inventado un sistema de afinación distinto y lo codificó en la portada de El Clave bien temperado, a través de las filigranas del título. Es conocido el gusto de Bach por la gematría (asignación de números a las notas musicales o a las letras del alfabeto), por lo que no parece del todo descabellado, aunque no hay evidencias de ello.

---o0o---

Se cuenta que cuando Bach escribió el Concierto para dos clavicémbalos y cuerda en do menor, BWV 1062, se encontró con que la partitura no llenaba por completo las hojas de su manuscrito. Al pie de cada página quedaban tres líneas vacías. Haciendo gala de su austeridad, el maestro rellenó este espacio componiendo la Sonata para flauta en La mayor BWV 1032. Por desgracia, los pies de las páginas 9 a 14 fueron arrancados el siglo pasado, con lo que se perdieron irremediablemente cerca de 50 compases del primer movimiento.

---o0o---

Hay actualmente reconocidos músicos que investigan de una forma muy especial a Bach: comparando sus obras con la música de jazz, ya que basta una simple modificación en el ritmo de algunas de sus piezas para convertirlas en verdaderas obras de jazz. Son muchos los que consideran a Bach un auténtico visionario de este género.

 
 
Página de inicio