Lunes, 06 Mayo 2013 23:01
Entrevista con Leticia Salomón

Están retomando esquema militarista de la seguridad

Tegucigalpa, Honduras

El nombramiento de militares retirados como viceministros de Seguridad y asesores es una evidencia de que el gobierno pretende militarizar la Policía Nacional, lo cual demuestra la incapacidad para enfrentar la inseguridad en el país, según la socióloga y catedrática universitaria, Leticia Salomón.

Salomón habló del tema a propósito del nombramiento como viceministros de Seguridad a los coroneles retirados José Lima Bueso y José Antonio Pereira; así como a Manuel de Jesús Luna Gutiérrez en la secretaría general de ese ministerio.

A continuación una entrevista ofrecida por la investigadora científica a Diario TIEMPO en su oficina ubicada en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

¿Cómo analiza usted la decisión del gobierno de nombrar a militares retirados en el ramo de Seguridad?
Yo creo que esa es una evidencia de la escasez de cuadros que existen en el gobierno para que puedan hacerse cargo de un tema tan sensible como es la seguridad y es evidencia de la reproducción del viejo esquema militarizado de la seguridad que hace que los políticos deleguen siempre a los militares resolver problemas de seguridad como en los viejos tiempos, es decir, cuando la Policía formaba parte de las Fuerzas Armadas. Para ellos no ha desaparecido de su mente el hecho que los únicos que saben de seguridad son los militares y por lo tanto los están metiendo en temas que no son de su competencia.

¿Qué se puede esperar ante esta perspectiva?
Hasta hace poco había rumores muy fuertes que preocuparon mucho a la ciudadanía de que se quería remilitarizar la Policía, la verdad que eso no lo hicieron de manera oficial en el Congreso Nacional, pero si se ha hecho en la práctica y se ha hecho de la misma manera que se ha nombrado una persona (Arturo Corrales Alvarez) que junta las dos funciones, que es seguridad y defensa, pero que por otro lado también incluyendo dentro de la misma a tres militares retirados que de seguridad no saben absolutamente nada, únicamente del área que ellos fueron formados, que es precisamente de defensa y no de seguridad.

¿Considera que habrá complicaciones o beneficios?
La situación se va ir complicando más, esto significa una entrada libre para que los militares sigan haciendo de las suyas, metiéndose en un tema que es altamente sensible, que es muy peligroso por los riesgos que la misma institución tiene, no solo de involucrarse en actividades de corrupción sino de que aflore la cantidad de involucramiento en temas de narcotráfico que pueda estar existiendo igualmente en las Fuerzas Armadas.

¿Es peligroso que los militares vuelvan a dirigir la Policía Nacional?
Aquí no se trata de que nos caigan bien o nos caigan mal, ni siquiera si los comisionados son buenos o malas personas, yo creo que más allá de la subjetividad con que podemos apreciar su desempeño y su procedencia, la verdad es que los militares como institución tienen que dedicarse a hacer lo suyo que es el resguardo de seguridad de las fronteras, la soberanía y lo demás debe hacerlo una Policía controlada y avaluada.

¿Esa decisión podría provocar atropellos a la ciudadanía civil?
Para los militares todos nosotros somos enemigos, ellos fueron formados para combatir al enemigo, eso conlleva mucho peligro porque quién dice que los militares no podrán identificarnos a nosotros como potenciales enemigos solamente porque ellos consideran que así debe ser.

¿Cree que este proyecto, este plan tiene alguna dirección, lleva un rumbo?
Va totalmente a la deriva este país, ya internacionalmente estamos por el suelo, no solamente por el incremento de la inseguridad y la violencia, sino también por la incapacidad del gobierno y de los poderes del Estado para encontrar una solución adecuada a la inseguridad; hay un desorden institucional, eso nos debe preocupar a nosotros porque la inseguridad no se combatirá en el país en este gobierno.

¿Será esta una estrategia del gobierno orientada a otros fines?
Por las cosas que uno visibiliza no hay toma de decisiones, están nombrando militares como asesores en la Secretaría de Seguridad, se está nombrando un comisionado de ambas funciones que no son conciliables, la seguridad con la defensa, uno se pregunta si serán medidas desesperadas para ver cómo se hace algo, que salve un poco a este gobierno en materia de inseguridad, pero la verdad se que en medio del desorden y del caos no nos queda más que preocuparnos.

¿Qué propone usted como experta en problemas sociales?
Debiera haber una clara línea de lo que se quiere hacer, se han nombrado varias comisiones, ya hay pruebas de confianza, habría que ponerle pruebas de confianza a los militares para saber si ellos no están involucrados en temas de narcotráfico, la verdad es que debe haber una direccionalidad, se aprueban leyes, es un desorden sobre el cual no hay claridad.

¿Tal como va la situación se vislumbra una mejoría a corto plazo?
La verdad que porque estamos en un año electoral, eso tiende a apañar un poco la angustia de la gente, pero la situación que se nos viene encima es grave y el próximo gobierno encontrará un país en pedazos.

¿Se puede afirmar que el gobierno está tratando de militarizar la Policía?
Totalmente, ya los rasgos de militarizar se están haciendo desde hace vario tiempo, pero hoy se reafirma con fusionar en un comisionado las tareas de defensa y seguridad y se mira con la colocación de militares retirados como asesores o comisionados especiales en la secretaría de Seguridad, eso es profundamente negativo.