Historia

Vamos a comenzar el relato de la Historia de Santa Teresita haciendo referencia a los Primeros Pobladores de los Pueblos Costeros desde 1903 hasta 1934.
 
Entre los años 1903 y 1930 se producen en nuestro país una serie de acontecimientos políticos y militares que conducen a un estado de convulsión interna que afecta  no sólo la estabilidad del gobierno sino también la vida económica y social.
 

La 2da. presidencia de H. Yrigoyen se vio interrumpida por la Revolución del 30, instaurándose entonces el gobierno de facto del Gral. Uriburu. Fue declarado el estado de sitio, se estableció la Ley Marcial, se impuso la censura y fueron detenidos los opositores. El Congreso Nacional fue disuelto y las provincias radicales fueron intervenidas. La 2ª Guerra Mundial tornó la situación más difícil: disminuyó el comercio, se produjo la ausencia de inmigración y tuvo lugar la emigración de extranjeros que fueron movilizados. Al terminar la guerra, la demanda de nuestra incipiente industria decayó, no así el comercio de carne. La población rural decrecía y el Pdo. de Gral. Lavalle al no tener los saladeros como fuente de trabajo, los pocos habitantes eran contratados por el gobierno en las obras viales.

 

En aquella época, el Partido comprendía 103 leguas cuadradas en las que además del pueblo de Lavalle existían 30 estancias. Sobre la Costa Atlántica estaban: la Estancia del Tuyú de la Flía. Leloir y la misma ocupaba desde el Cabo San Antonio hasta la actual calle 32 de Santa Teresita.
 
La Estancia de Bernardo Duhau, con 114 Has., desde calle 32 de Santa Teresita hasta el Paraje La Margarita -hoy Av. San Martín de Mar de Ajó- y desde allí hasta el límite actual de nuestro municipio, con lo que es el Partido de Gral. Madariaga se encontraba la Estancia de Rafael Cobo.
 

La franja marítima ubicada en el Pdo. de Gral. Lavalle era pertenencia de los estancieros allí afincados, no contando por lo tanto con defensa militar o aduanera necesaria para evitar el frecuente tránsito de barcos que ingresaban o recogían mercadería de contrabando. En muchos casos y a pesar de la existencia del Faro San Antonio (construido en 1892) los buques encallaban frente a la costa.

 

Existían también, barcos que operaban legalmente. Descargaban en jurisdicción del Cabo San Antonio y la mercadería era transportada, tras cinco días de marcha hasta el Faro Punta Médanos (construido en 1893). El Faro San Antonio se comunicaba con todo el Partido por medio del teléfono y el telégrafo y en 1920 se logró la comunicación entre ambos faros.

 
Pedro Luro, pionero en la industria de los  saladeros en Gral. Lavalle, abandona la zona luego de un primer intento de construir un balneario en la Costa, que fracasa por desentendimientos con la Flia. Leloir, quien es al mismo tiempo la primera en comenzar a fraccionar sus tierras entre sus descendientes.
 

Alrededor de 1910 hasta casi 1930 se puso de moda ir a bañarse al mar, pero en esta zona solo lo realizaban los parientes y amigos de los estancieros y aquellos habitantes de Gral. Lavalle que eran autorizados a utilizar las playas.

 
Finalmente, uno de los propietarios comienza a lotear y vender sus tierras. La hija de Rafael Cobos se casa con Isaias Ramos Mejía quien en 1933 realiza una experiencia de remate de tierras del Paraje La Margarita y en 1934 forma la Sociedad Cobos-Ramos Mejía y organizan un nuevo remate de mayor envergadura.En la zona norte, hoy San Clemente, Federico Leloir procede a lotear sus tierras y construye una prefabricada en Calle 2 e/ 13 y 19 a tal fin.
 

El año 1932 marcó un hito en la historia de los pueblos de la costa: El Automóvil Club Argentino organiza un contingente de 300 automovilistas colocando el primer mojón en el camino de las playas. Los automovilistas acamparon en dos grupos: uno lo hizo en el predio destinado para el ferrocarril, en el lugar donde se encuentra la localidad de Las Toninas; y el otro siguió viaje para acampar en La Margarita (lugar del primer naufragio conocido del buque que le dio origen al lugar, hoy Mar de Ajó). Los contingentes se renovaban cada 15 días y el viaje desde Bs. As. lo hacían por el camino de La Costa, inaugurado en 1932, desapareciendo desde entonces las tranqueras existentes en su recorrido.

 
Este acontecimiento abrió una nueva fuente para el progreso del Partido: El Turismo.
 
En 1940 la región sufre una de las tantas inundaciones, quizás de la mas fuerte, imposibilitando el tráfico por los caminos y rutas, coincidiendo con el remate de los primeros terrenos de un lugar conocido como Jaguel del Medio, que luego se denominaría Santa Teresita, en campos de la propiedad Duhau.
 

En 1946, en la esquina de la actual 32 y 8 comienza la historia de la localidad: allí se instala el campamento de la Empresa Ciudad Balnearia Santa Teresita, quienes comenzaron con el trazado y aperturas de las primeras calles que dar n origen al loteo que es hoy la ciudad.

 

Nombres como el de Freidemberg y Cacace, son los iniciadores y a ellos se le suman quienes trabajaron en los distintos aspectos que hacen a tan loable aventura, tal como el agrimensor de la empresa: Don Dardo Elicabe. Hombres de trabajo como Samuel Piorini, Oscar Padrón, Domingo Carrizo, Los Farias, Los Caceres, Del Riego, y tantos otros que, si bien en algunos casos no se encuentran entre nosotros, de ellos quedan sus familiares directos, que han transitado casi toda su vida en estas tierras.

 
Caminos y Caminantes...
 
La comodidad que otorgan las rutas asfaltadas como medio de comunicación para llegar a estas playas, resulta relativamente nueva en relación al desarrollo de la zona.
La traza original de la actual ruta 11, es distinta a la que resultó asfaltada. Hasta la concreción de esta obra, la ruta vieja -Camino de las Vacas- (sale del cementerio de general lavalle en diagonal hacia la costa, frente a la estancia de los ingleses y la linconia, dobla por la ruta paralela al mar a 11 km, antes hay un camino mas viejo todavia a Mar de Ajo) se pasa por el campo de Zueta, frente este de los ingleses, al oeste la estancia del tuyu y continua hasta Pavon (luego se puede seguir hasta Madariaga) Con respecto a Sta. tta, se dobla frente a el campo de Gonzalez, cuando doblas al norte queda la estancia del Tuyú y al sur la estancia de San Bernardo y estás transitando por la continuación de la avenida 32.
 

Antes del surgimiento de los balnearios, el Partido de Gral. lavalle tenía un próspero desarrollo que le exigía comunicarse. En nuestra provincia había mensajerías y la más importante "Las Mensajerías Argentinas" (1856);las diligencias partían 3 veces por mes rumbo a Cañuelas, Lobos, 25 de Mayo, Saladillo, ensanada, Magdalena, Chascomús, Pila, Dolores, Tuyú, Ajó y Tordillo. Se cobraba 5 pesos moneda corriente por legua por persona.

 

La Galera era un coche de 4 ruedas tirado por varios caballos que se cambiaban en las postas o por refuerzos que llevaban los trayectos. La Ruta (hoy Ruta 11)era una huella que cuando llovia era imposible de transitar. Entonces los dueños de las Estancias, con consentimiento especial, permitían el cruce por sus campos y cuando los habitantes de la zona se quedaban sin víveres debían acudir a la habilidad casera, ya que el abastecimiento no cosa era fácil.

 
En esta foto, podemos distinguir a varios de los pioneros de esta localidad...
De izquierda a derecha parados: David Luero, Maria Concepción Calera "Cacha", Nilda del Riego (hija), Edith Elicabe, Nélida Lucia Telechea, Armando Bravo, Rodolfo Carrizo, Ana Nélida Astudillo, Elvira González y Luis Luero.De izquierda a derecha sentados: Dardo Elicabe, Raul Bravo, José "Pepe" Medina y Samuel Pieroni.
 
 
 
Todo el texto aqui desarrollado fueron extraídos de varias ediciones de la Revista "La Mar" facilitados por la Sra. Betty Szwarc, como asi tambien, el importante material fotográfico de su pertenencia.