Sitio oficial de la Revista
coming soon english versionLa Milonga Argentina
Año 8 - Nº 92 - Octubre 2013  La Milonga en Facebook La Milonga en Twitter

 ACERCA DE NOSOTROS   |   CONTACTO
Milonga Tango Argentino
Milonga Tango Argentino
Tapa del mes
Tapa del mes / Cover.

La Milonga·blog

El domingo 12 de mayo se lanza el Campeonato de nuestra Ciudad...
Del 12 al 26 de Mayo, la ciudad baila!.......
Anunciaron el Festival y mundial de Baile en Café Los Angelitos...
COMENZÓ AYER EL METROPOLITANO...
DIA POR DIA, LAS RONDAS CLASIFICATORIAS DEL CAMPEONATO METROPOLITANO 2...
Osvaldo Berlingieri celebró sus 84 años....
Las gemelas Lara y Brisa Zotto abrieron sus ojitos al mundo...
Trágico fallecimiento de Andrea Misse ...
FESTIVAL y MUNDIAL DE BAILE de Buenos Aires...
...
 

¡Suscríbete!
para recibir
la revista completa, impresa, en tu casa
- clic aquí -

Click here to subscribe!
and receive the printed magazine in your home.

CLAUDIO SEGOVIA 2011

"Llevamos arte puro al Broadway comercial"

El creador de "Tango Argentino" hace un raconto de la historia del espectáculo que reimpulsó el 2X4 en todo el mundo. El "no" de Tita Merello y la "Tana" Rinaldi; y la ayuda de su madre, Ema, y de Jorge Lavelli desde Francia. Escénografo y director teatral, se reconoce un apasionado del tango liso. El 19 de febrero próximo presentará, gratis, su espectáculo en el Obelisco, convocado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

 “Nunca pensé que iba a ser un fracaso, pero tampoco imaginé que sería un suceso tan impresionante”, admite sincero y humilde el gran Claudio Gastón Segovia, creador y director de “Tango Argentino”, el espectáculo que marcó un antes y un después, inaugurando un nuevo capítulo en la historia del tango.
El se jugó todo para llevar el tango al teatro Chatelet  de París, donde fue ovacionado en noviembre de 1983. Después, siguieron giras por Italia y Francia, y dos años más tarde el show llegó a Broadway, arrasando con críticas muy elogiosas y premios. Luego fue presentado en las más importantes ciudades de los Estados Unidos y Canadá, de Alemania, Austria, Japón, de Inglaterra, donde debutaron en el histórico teatro de la Royal Shakespeare Company en Londres.

En su casa, ubicada en el barrio de Retiro, en medio de una gran biblioteca con libros de arte, historia teatro, moda-, es donde este director teatral y escenógrafo trabaja en una gran Mac de enorme pantalla. El orden impera en todo su escritorio, a la vez que Buenos Aires asoma su tarde radiante por los ventanales. Hacía mucho tiempo que esperábamos esta entrevista y resulta emotivo estar frente a frente con este artista tan visionario y creativo, como tímido y serio. Desde hace un año trabaja en la preparación de una reposición de “Tango Argentino” que será presentada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires al aire libre, en la Plaza de la República, junto al Obelisco, de manera gratuita para todos los argentinos. La fecha designada es el próximo 19 de febrero,como cierre de la temporada de verano, ylos nervios y expectativas son muchas.
“El sentido que tiene hacerlo en la Avenida 9 de Julio, es el de mostrar un arte que habiendo nacido en la marginalidad, de los suburbios porteños, se convirtió en la música popular nacional y hoy, luego de una gira triunfal del espectáculo ‘Tango Argentino’ por el mundo, vuelve a la calle en forma de evento, gratuitamente, a uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad, el Obelisco, como una forma de homenaje a sus habitantes”, explica Segovia.

Muchos le habrán dicho que estaba loco cuando proyectaba “Tango Argentino”, ¿no?
Si, el mismo Copes lo dijo en una entrevista en la revista Time, de Nueva York. “Cuando Claudio vino a hablarme del espectáculo por primera vez pensé debe estar loco”. Un show de tango era algo en lo que nadie creía. Yo luché durante once años…

Cuéntenos lo que tuvo que transitar para llegar a hacerlo…
… Para lograr realizarlo, pasé por muchas adversidades. Comencé en 1972 en Buenos Aires, y desde 1974 que empecé a trabajar en el exterior, cada vez que podía volvía para tratar de hacer “Tango Argentino”. Peor fue recién en el inicio de 1983 que surgió la posibilidad de realizarlo en la Ciudad Luz, gracias a Jorge Lavelli, el prestigioso director teatral argentino, que, consultado por Michel Guy, director del Festival de Automne de París, acerca de si no conocía algún espectáculo que no tuviera nada que ver con los habituales que se presentaban en dicho festival, Jorge le respondió que él conocía un amigo que desde hacía años intentaba realizar un show de tango. Michel Guy quedó interesadísimo con la sugerencia, pero como no había visto ningún trabajo mío le fue presentado un video realizado por la televisión española en 1979, como parte de un espectáculo que se estrenó en Sevilla, en 1980, y que fue el primero de la serie sobre “culturales populares”, y que se llamó “Flamenco Puro”. Al verlo, la respuesta fue: “Es sublime”. En este punto, comenzó la odisea para conseguir el dinero para realizarlo.

¿Cómo logró el aporte de capital, quién lo ayudó?
Yo tenía una persona que me había propuesto producirlo y tras firmar un contrato me entregó  dos cheques que cuando fui a cobrarlos no existía ni la dirección del banco. Allí comenzó una larga peregrinación, vi a cuanto productor existía en Buenos Aires, tanto de teatros privados como oficiales, entre ellos vi a Kive Staif, quien me contestó con una carta que aún conservo, pero no recibí ayuda de nadie.
Entonces, cuando ya creía todo perdido, fue mi madre Emma Segovia, quien me prestó un día que había recibido de un seguro de vida que obtuvo, luego del fallecimiento de mi padre.
Además, en ese momento el agregado cultural de la embajada en París, era el escritor Abel Posse, y en ese mismo sector trabajaba Carlos Passalacqua, y nos ayudaron con la suma de 10 mil dólares, que agradecimos mucho, si bien que con esa suma era imposible llevar 50 personas a París, confeccionar decorados y vestuarios, por supuesto, nos fuimos salimos sin pasaje de vuelta.

¿Cuándo se conocieron con Héctor Orezzoli?
Nos conocimos a fines de 1972. En 1973, comencé a trabajar en el exterior y él empezó a desempeñarse como asistente mío para los espectáculos que yo dejé en Buenos Aires. Héctor era una persona de una gran sensibilidad artística y muy inteligente, con una rica formación cultural, hablaba cinco idiomas. Los padres no estaban muy de acuerdo de que fuera artista y lo mandaron al Colegio Carlos Pellegrini, cuando egresó comenzó a trabajar conmigo.

¿Orezzoli era su mano derecha, o productor ejecutivo?
Héctor se desenvolvía tanto en la parte artística como en los aspectos de producción, contratos, y todo lo referente a prensa y a relaciones públicas. Juntos creamos  “Flamenco puro”, un show con gitanos andaluces;  “Black and Blue”, un espectáculo de jazz, blues y tap-dance negro-americano; y  “Noche Tropical”, con la cultura del son y la rumba cubana. Orezzoli falleció en 1991 en Nueva York.

¿Por qué quiso ser escenógrafo y con qué artistas trabajó antes del tango?
Siendo muy niño, mis padres descubrieron que tenía vena de artista, que era muy observador y me encantaba dibujar, a partir de ahí, siempre hicieron todo lo que estaba a su alcance para que yo me expresara. Además, mi padre tenía pasión por el teatro y mi madre por la Opera, y el arte siempre era tema. Fue así que yo entré a Bellas Artes y al llegar a cuarto año hice simultáneamente la Academia Prilidiano Pueyrredón y la Escuela Superior “Ernesto De la Cárcova”, donde egresé a los 20 años como escenógrafo y figurinista… Al año siguiente viajé a París y a mi regreso trabajé muchos años creando escenarios y trajes para Nacha Guevara, Sergio Renán, Lavelli y muchos otros directores hasta que en 1978 resolví dedicarme a la creación de espectáculos sobre tradiciones populares.

Hay un hito en la historia del tango gracias a su obra.
Creo que el espectáculo legó profundas emociones tangueras. Ahora, si fue un hito o no en la historia del tango es algo que no me corresponde a mí, tal vez sea la propia historia quien le responda, o no. O los periodistas o autores de libros de tango que, en general han preferido no decirlo, o lo que es aún peor se lo han adjudicado a otras personas.
En cuanto a los espectáculos que le sucedieron a “Tango Argentino”, nosotros pensábamos que serían cada vez mejores, que traerían nuevas ideas y variados aportes creativos. No fue así. La mayoría de lo que siguió fue una sucesión de malas copias

¿Cómo se constituyó el primer elenco?
La primera idea fue hacerlo con Aníbal Troilo. Después que falleció, entré en conversaciones con Astor Piazzolla, con quien yo había trabajado en varias oportunidades, pero él era muy ansioso y estaba siempre apurado por firmar cuando yo no tenía más que el proyecto. Resolví entonces llamarlo a Horacio Salgán-Ubaldo de Lío, y el Sexteto Mayor. Luego se incorporó  Osvaldo Berlingieri.
Los cantantes de la primera versión de París fueron Roberto Goyeneche, Elba Berón, Raúl Lavié, Jovita Luna y María Graña. Luego llegaría Alba Solís.
Los bailarines fueron Juan Carlos Copes y María Nieves, Virulazo y Elvira, Mayoral y Elsa María, Nélida y Nelson, Mónica y Luciano, Los Rivarola y Cecilia Narova como primera bailarina. En un cuadro humorístico titulado Ridiculictango”, el gran actor Jorge Luz, que cantaba y bailaba.
Después, actuaron Naanim Timoyko, Gloria y Eduardo, Los Dínzel, Los Bórquez, Miguel Ángel Zotto y Milena Plebs, Alejandro Aquino y Giselle Anne, Roberto Herrera y Vanina Vilous, Jorge Romano Reves, Alicia Monti y Carlos Copello, Pablo Verón y Carolina Iotti, Johana Copes, Claudio Villagra y Guillermina Quiroga, Osvaldo Zotto y Lorena Ermocida, Gisela Galeassi y Gaspar Godoy, entre otros.

 

Apasionado del tango liso.

Meticuloso y cuidadoso con las palabras, Segovia evoca detalles de su infancia: “Yo pertenecía a esa clase media, en general prejuiciosa que prefería el jazz al tango, aunque eso no fuera más que la manifestación de una cierta hipocresía, ya que cuando escuchaban un tango en la intimidad por ahí se les escapaba una lágrima.

¿Cómo recuerda el tango de su niñez?
Desde muy niño, en el ’39 yo tenía 6 años, me acuerdo que íbamos a un club donde los domingos había baile con música de jazz, cubana, brasilera y por supuesto, tango. A mí me gustaba observar a la gente mayor de 50 años que había sido joven en los comienzos del Siglo XX.  Era un apasionado del tango liso, el de elegancia y compás, y aunque no me interesaba tanto por el tango de pasos cruzados que hacían los jóvenes, era increíble ver cómo cada persona tenía un estilo diferente de la otra. Era una mina de oro y una maravilla de creatividad ver una rueda de tango.
Al tango se lo puede adornar, se le pueden hacer mil figuras, pero la pureza y la belleza que tiene un tango bailado liso no se comparan con nada.

Usted genera ese clima.
Porque… es la pureza lo que se quiere representar.  Lo mismo pasa con los otros shows que hemos realizado. Tango en Noche Tropical, con Black and Blues, con Flamenco Puro, o Brasil Brasileiro existe ese juego que se establece de ida y vuelta que se establece entre artistas y espectadores, una hondura que nos comunica la pureza de un arte. Pienso que nosotros hemos tendido una cierta virtud para poder concretar algo tan difícil como es transportar una cultura popular que existe en la vida, por ejemplo una milonga argentina  o una gafieira brasilera al escenario sin perder verdad. Además, en un circuito puramente comercial como el de Broadway llevamos show de arte puro y trabajamos a sala llena.

A muchos artistas, su obra les cambió la vida.
Una noche Jovita Luna nos acompañó a una cantina donde cantaba Elba Berón para contratarla. Aunque era un sábado, iba a suspender la función por falta de público. La otra cara de la moneda fue que cuando se estrenó el show en París, Elba tuvo un recibimiento sensacional y en el estreno de Broadway fue “show stopper” (la que para el show), o sea que la orquesta no podía continuar porque los aplausos seguían y seguían.

Había convocado a Tita, pero ella le dijo que no. ¿Cómo fue el encuentro con la Merello?
Edmundo Guiburg me había dado una carta de recomendación porque yo no la conocía. Primero Tita me prometió que vendría, y luego me dijo: “No, no, llevatela a la Susana Rinaldi. Yo ya soy muy vieja para ir a fracasar a París”. …Y qué pena,  ¡hubiera tenido un éxito extraordinario!
Entonces, le comenté a  Cadícamo, de quien era amigo, que Tita no quería venir y él me pregunta: ¿No te gusta Rosita Quiroga?...Te doy el teléfono, llamala. Pero ella me contesta: “No, querido, ya estoy muy vieja, estoy en cama.”  Allí, recordé mi admiración por Las Hermanas Berón, sabía que Elba seguía cantando y resolví llamarla.

Otra grande que no lo acompañó en su primera propuesta fue la querida “Tana” Susana Rinaldi…
Cuando hicimos la fiesta de los veinte años de “Tango Argentino” en el Plaza Hotel, frente a los invitados, Susana pidió disculpas por no haber aceptado actuar en el ‘83, y tuvo la gentileza de cantar. Después, hace tres años, tuvimos el honor de que participara en una función especial realizada en el Teatro Gran Rex.

¿Estuvo en la Casa Blanca cuando bailaron para el entonces presidente Ronald Reagan?
Yo no fui. Pero los designamos a Copes y María Nieves.
En 1999, luché mucho hasta lograr que Copes y Nieves volvieran a bailar juntos, después de haberse separado, y pude tenerlos en nuestra segunda presentación en Broadway, en el cambio de siglo, o sea en el 2.000

Es una picardía que un hombre tan talentoso y visionario no sea, discúlpeme la expresión, “aprovechado”.
En general, no he encontrado apoyo en Argentina para mis proyectos. Después de pelear once años para hacer el tango aquí, finalmente fueron Francia y mi madre quienes hicieron posible “Tango Argentino”.  Hoy, creo que de haberlo estrenado aquí como yo quería, hubiera sido un fracaso.

¿Qué siente cuando escucha a Gotan Proyect, a Bajofondo, al llamado tango electrónico?
Cada uno se expresa como siente. Yo siento de otra manera porque pertenezco a una época donde predominaban otras formas, más de raíz que son las que me gustan. Por supuesto, el tango tiene que evolucionar, y es verdad que siempre sigue dando sorpresas positivas. Ahora, por ejemplo, hay una generación de jóvenes músicos de gran valor.

 

 










 

Darcos
Link al sitio web
Link al sitio web

PUBLICITE AQUI

Link al sitio web
TaconeandoShoes
 
© 2006-2007-2008-2009 LA MILONGA ARGENTINA
  diseño/hosting: www.pyxel.com.ar