Reportaje copilotos Ford
Loading
Rincondelmotor en Facebook!
Rincondelmotor en Twitter!
Rincondelmotor en RSS
    Estás en Rincondelmotor > Portada  > Archivo > Reportajes/Entrevistas > Ver Reportaje

Reportaje copilotos Ford 
Un reportaje de: Ford Rallye Sport Prensa 
Visualizado 1739 veces

Reportaje del equipo Ford Rallye Sport sobre la figura delcopiloto de rallyes, centrado en Luis Moya y Nicky Grist.

Los rallyes son un deporte de equipo: La estrecha relación entre piloto y copiloto, basada en una completa confianza, es fundamental para el éxito

• Los copilotos del Ford Rallye Sport destacan por sus extraordinarias cualidades

• La polivalencia del copiloto es vital para el éxito del equipo

• Las notas, leídas con exactitud y en voz alta, guían al piloto en su veloz recorrido por las especiales

• El copiloto controla, además, el carné de ruta, los horarios y las comunicaciones con el equipo

• Piloto-copiloto pasan juntos dentro del coche 200 días al año, lo que necesariamente crea entre ellos un vínculo muy especial

La función del copiloto es fundamental para el éxito de un equipo de rallyes. Un buen coche no ganaría rallyes sin un buen piloto. Pero un piloto no puede mostrar lo mejor de sí sin ese guia experto que es su copiloto. Ambos, junto al Focus RS WRC, requieren ayuda de cada uno de los miembros del equipo que les atienden en cada parada en la asistencia.

El trabajo primordial del copiloto es asegurar que el piloto del Ford Focus RS WRC ‘vuele’ en cada una de las especiales, marcando el mejor tiempo posible. Mediante la lectura de las notas a través del intercomunicador, el copiloto proporciona al piloto una descripción detallada del recorrido –metro a metro, curva a curva– y, de esta manera, las curvas sin visibilidad pueden ser tomadas a elevada velocidad y con seguridad.

La recopilación de las notas es una tarea que realizan conjuntamente piloto y copiloto antes de cada rallye. El trabajo empieza siete días antes de la prueba con las jornadas de reconocimiento. Utilizan un código abreviado en el que se predicen con antelación los posibles peligros, la trazada y la velocidad apropiada de conducción en las distintas partes del tramo. Para conseguir velocidades ganadoras, un piloto debe tener una confianza absoluta en su copiloto y en sus notas. Un cambio de rasante sin visibilidad en 6ª velocidad a 160 km/h, enlazado con una suave curva a la derecha en 4ª velocidad, no debería llevar a otro sitio...

Pilotos y copilotos crean entre ellos una relación a largo plazo basada en una total confianza. Dos de las mejores y más longevas parejas del mundial de rallyes son Carlos Sainz-Luis Moya y Colin McRae-Nicky Grist, integrantes del Ford Rallye Sport.

Además de actuar como guía a gran velocidad, el copiloto es el responsable de dirigir al Focus por la ruta establecida, cumplir los controles horarios y ocuparse de la comunicación con el resto del equipo.

Para llegar a ser un copiloto de éxito y sentarse al lado de los pilotos más rápidos del mundo, conservando a la vez la calma y la concentración en la realización de sus funciones, uno debe tener unas cualidades un tanto especiales. Se trata de cumplir con un papel polifacético absolutamente vital para el éxito del equipo.

Como un piloto, la tarea de copiloto de nivel requiere años de competición en el mundo de los rallyes hasta adquirir la experiencia necesaria y llegar a lo más alto de dicha especialidad. El copiloto debe ser maduro y versátil, motivador, disciplinado, a ser posible con sentido del humor y capaz de influenciar a su compañero de equipo. Con el frenético programa de tests y de pruebas del mundial, pueden llegar a pasar más de 200 días juntos dentro del Ford Focus RS WRC. Sin duda, tienen que llevarse bien...

NICKY GRIST (copiloto de Colin McRae)
Este galés de 40 años ha participado en 134 rallyes (hasta Alemania’02) de los que ha ganado 21. No ha logrado ningún título mundial, pero si que ha sido subcampeón en dos ocasiones. Sus palabras aclaran suficientemente algunas cuestiones...

“Mi función es más compleja de lo que la gente se imagina. Sentarme al lado de Colin y leer las notas es lo que uno ve de mi trabajo a primera vista. Un rallye suele durar unas cuarenta horas, pero sólo tres o cuatro de ellas corresponden a las especiales”.

“Fuera de los tramos crono-metrados el copiloto es quien dirige el coche, y tiene muchas más cosas por hacer que el piloto durante el rallye. Por ejemplo, tiene que saber dónde se está, dónde dirigirse más adelante, en qué hora se debería llegar en un punto determinado, qué camino hay que seguir hasta ese punto, cuánto combustible repostar, comunicar novedades al equipo, etc.. Cada prueba del mundial de rallyes está sujeta a un estricto horario y a una ruta muy específica. No ajustarse a los horarios o desviarse de la ruta prevista puede conllevar serias penalizaciones de tiempo o incluso ser descalificados”.

“Aunque el copilotaje consiste en ser tranquilo, calmado y organizado, experimento una gran descarga de adrenalina cuando vamos al límite, cuando marcamos el mejor tiempo del tramo o si estamos muy cerca de la primera plaza del podio. Estoy aún muy ansioso por conseguir el título mundial de rallyes, pero aunque ello no suceda, estoy muy satisfecho por todo lo que he conseguido en este deporte”.

“Colin y yo completamos cada tramo dos veces. En la primera pasada, le digo a Colin por dónde ir y él me describe como ve la carretera, en que marcha conduce, y también me describe las curvas. Yo voy tomando mis notas según mi propio estilo de abreviaciones. Después volvemos a repetir el tramo y releo las notas tomadas, de manera que Colin puede valorarlas, y juntos las modificamos si es necesario”.

 

Reportaje copilotos Ford
“Durante el rallye, las notas condicionan totalmente nuestro ritmo de carrera. Si hay algún fallo, podemos perder entre un 20 y un 25% de velocidad: La diferencia entre ganar o estar fuera de la carrera. La lectura de las notas en el momento adecuado resulta también de vital importancia. Demasiado tarde puede suponer un accidente o hacer que el piloto vaya demasiado despacio porque no sabe en qué punto se encuentra. Si es demasiado pronto puede que el piloto no recuerde toda la información. De modo que es ahí donde un buen copiloto demuestra sus habilidades... La lucha contra el tiempo es la clave del éxito y la lectura de las notas en su momento oportuno puede mejorar los resultados y recortar segundos muy importantes”.

“Cada equipo tiene su propio sistema de notas que se ajusta a sus propios requerimientos. Nuestro sistema es numérico y se basa en las marchas, incluyendo la descripción adicional de otros aspectos: rápido, lento, medio, precaución, no recortar, etc, que ayudan al piloto a crearse una imagen visual de la carretera”.

“El mundial de rallyes ha cambiado mucho en los últimos 10 años. Los rallyes son más compactos y se desarrollan con luz diurna por motivos de seguridad. Aún así, pasamos más de 16 horas dentro del Focus. Ahora se alcanzan mayores velocidades en los tramos cronometrados y hay mucha más presión y estrés en cada rallye. Con las evoluciones en materia de suspensiones y neumáticos, las aceleraciones son mucho más fuertes. Además, como el nivel de competitividad es mucho mayor, nos pasamos mucho más tiempo conduciendo al límite. El nivel de concentración deber ser muy alto en todo momento”.

“El trabajo es muy intenso, pero afortunadamente nunca pierdo mi voz. A pesar del alto nivel de ruidos en el interior del vehículo, el intercomunicador te permite hablar con el piloto de manera calmada, lo cual resulta más fácil para mi garganta”.
Reportaje copilotos Ford
Reportaje copilotos Ford
Reportaje copilotos Ford“El público en general piensa que un copiloto no puede ganar nunca un rallye, sólo perderlo. ¡Yo creo precisamente lo contrario! Pero nuestra actuación depende de nuestro trabajo conjunto como equipo. Sé que nunca llegaría a ser uno de los mejores pilotos, pero estoy ganando rallyes como uno de los mejores copilotos. Puedo disfrutar de la victoria y regresar a casa. No soy tan conocido, de modo que puedo disfrutar de la vida fuera del mundo de los rallyes sin las molestias que sufren los pilotos debido a su fama. ¡La vida dentro y fuera de los rallyes me encanta así!”

LUIS MOYA (copiloto de Carlos Sainz)
Campeón del Mundo de Rallyes en 1990 y 1992, este español de 41 años ha participado en 157 rallyes mundialistas (hasta Alemania’02) de los que ha ganado 24, el que más en toda la historia de los rallyes. Esta auténtica figura del copilotaje nos habla de su trabajo...

“Cuando estamos en un tramo, compitiendo para ser los más rápidos del mundial, es una sensación fantástica para mí. ¡Me encanta sentir la velocidad dentro del coche! Compensa todo el resto de trabajo intenso. El trabajo previo de preparación no es muy divertido. De todas formas, si no realizas una buena sesión de tests, unos buenos reconocimientos y no te concentras lo suficiente en tus tareas antes de la prueba, no vas a ganarla”.

“La gente me pregunta con frecuencia “¿qué te convierte en un buen copiloto?”. Es difícil de precisar, pero pilotos como Carlos y Colin necesitan un talento especial, una habilidad natural. Los copilotos no lo necesitan: Puedes enseñar a cualquiera a hacer el trabajo. Eso sí, deben sentir pasión por los rallyes, gustarles el trabajo duro y, por supuesto, no sufrir mareo en un coche”.

“Además de esta pasión, debe ser muy disciplinado, muy paciente y capaz de concentrarse completamente y evitar cualquier posible distracción. Debe tener también todas las respuestas, de manera inmediata, a las preguntas del piloto, que debe concentrarse en la conducción, por lo que el copiloto debe ocuparse de todo lo demás”.
“Trabajar con un piloto es como un matrimonio, entre nosotros también tenemos nuestros más y nuestros menos. Debes aceptar que algunas veces esté nervioso y te grite. Eres el que tiene más cerca, de modo que eres el primero en sufrir sus frustaciones. No es nada contra ti, sólo estrés”.

“Es muy importante que el copiloto esté en forma. Después de volar a gran velocidad por las especiales sudas mucho, hace mucho calor dentro del vehículo, el recorrido es duro, las aceleraciones y la inercia son fuertes y tienes el pulso acelerado. Si estás en buena forma, te recuperas rápidamente, tu mente puede pensar con claridad y duermes mejor por la noche”.

“Carlos  y yo utilizamos unas notas muy descriptivas, tan detalladas que te permitirían hacer un perfecto dibujo del tramo a partir de ellas. En los rallyes rápidos, como por ejemplo el de Finlandia, me puede resultar complicado leer toda la información de manera lo suficientemente rápida y proporcionar dicha información con la suficiente antelación. Además, es tan importante leer las notas como mirar fuera del coche para saber exactamente en qué punto estás y decidir cuando leer cada nota. Me gusta subrayarlas para indicar cuando debo leerlas más rápidamente”.

“El mundial de rallyes es un deporte fabuloso. Me encanta. Me ofrece la oportunidad de viajar alrededor del mundo y conocer a gente fantástica de lugares muy distintos”.

Los mejores copilotos del mundo por palmarés
Nombre Triunfos Títulos y Subtítulos

• Luis Moya (España) 24 •Campeón del Mundo 1990 y 1992 (A Coruña, 23-9-1960) •Subcampeón del Mundo 91, 94, 95 y 98

• Nicky Grist (Gran Bretaña) 21 •Subcampeón del Mundo 1997 y 2001 (Ebbw Vale, 1-11-1961)

• Seppo Harjanne (Finlandia) 20 •Campeón del Mundo 1985, 1996 y 1997 (Helsinki, 28-2-1948)

• IIkka Kivimaki (Finlandia) 20 •Campeón de la Copa FIA 1978 (Salo, 20-7-1949) •Subcampeón del Mundo 1986 y 1988

• Arne Hertz (Suecia) 18 •Campeón del Mundo 1983 (Vanersborg, 6-6-1939) •Subcampeón del Mundo 1979, 1980 y 1984

• Tiziano Siviero (Italia) 16 •Campeón del Mundo 1988 y 1989 (Bassano del Grappa, 28-10-57) •Subcampeón del Mundo 1987

• Bernard Occelli (Francia) 16 •Campeón del Mundo 1994 (Cannes, 20-5-1961) •Subampeón del Mundo 1990

• Juha Piironen (Finlandia) 14 •Campeón del Mundo 1986, 1987 y 1991 (Helsinki, 8-4-1951) •Subcampeón del Mundo 1992

• Christian Geistdorfer (Alemania) 13 •Campeón del Mundo 1980 y 1982 (Munich, 1-2-1953) •Subcampeón del Mundo 1983

• Risto Mannisenmäki (Finlandia) 13 •Campeón del Mundo 1998 y 1999 (Joupajoki, 28-5-1959)

• Hans Thörszelius (Suecia) 13 •Campeón del Mundo 1979 (Uppsala, 19-2-1944)
 
TEXTO LEGAL: Todos los derechos reservados. La denominación "rincondelmotor" y su logotipo son marcas registradas. Queda prohibida cualquier tipo de reproducción sin autorización expresa de los autores. Los logotipos y marcas que aparecen en esta página web pertenecen a sus respectivos propietarios. Las opiniones expuestas por los distintos autores son de su exclusiva responsabilidad. Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, consulte nuestra Política de Privacidad para más info. © 1995-1999 Mag-Pages, © 2000-2014 Rincón del Motor.