Odontopediatria PDF Imprimir Correo electrónico

 

Odontopediatria (niños)

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños. También se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para remitir al ortodoncista, y de hacer un tratamiento restaurador en caso de necesitarlo. El tratamiento odontopediatrico consiste principalmente en tratar los traumatismos dentales, usar selladores de fosas y fisuras para la prevención de las caries, tratamientos con flúor entre otros, con el fin de ayudar a corregir las alteraciones causadas por el ambiente.

 

Tratamientos en Odontopediatria.

 

Ortodoncia Preventiva

La ortodoncia preventiva la podemos definir como la rama de la ortodoncia que estudia los procesos y medidas destinados a evitar los ataques indeseables del medio ambiente o cualquier cosa que pudiera cambiar el curso normal de los acontecimientos, así también la corrección de caries, eliminación de hábitos que puedan cambiar la oclusión (mordida).


Rompe Hábito

Es un aparato cuya función principal es quitar el mal habito que tienen los niños de succionar el dedo (chupar el dedo) este aparato también ayuda a corregir cualquier problema ocasionado por esto, como el de los dientes hacia delante.

 

Tratamientos con Flúor

El tratamiento con flúor consiste en:

1. Profilaxis, la pasta utilizada para la limpieza dental contiene tres tipos de flúor.

2. Aplicacion de flúor tópico después de la limpieza dental

El Flúor funciona de la siguiente forma:

· Disminuye la solubilidad de los tejidos dentales.

· Promueve la remineralización del esmalte.

· Reduce las bacterias que causan las caries (antibacteriano).

 

Tratamiento Sellantes de Fosas y Fisura.

Los sellantes dentales se utilizan en la prevención de las caries, son películas de material similar al plástico (resinas fluidas) que se aplican sobre las superficies de masticación de los molares y premolares (muelas) y previene la acumulación de placa en los surcos profundos de estas superficies vulnerables.

Estos suelen aplicarse a los dientes de los niños, poco después de la erupción de los molares permanentes (6-7 años edad). Estos también pueden ser aplicados en personas adultas cuyos molares no estén cariados.