Moverse en metro por Nueva York



Inaugurado en 1904, con más de 1000 km de vías y cerca de 500 paradas, el metro de Nueva York es el más grande de todo Estados Unidos y uno de los más grandes de todo el mundo.

Acostumbrados a otras líneas de metro más modernas, el metro de Nueva York acusa un poco el paso de los años. Sus estaciones son antiguas y pequeñas para la gran cantidad de gente que las usa a diario, por lo que resultan un poco agobiantes. A causa de esto, la limpieza deja algo que desear y hasta podemos ver alguna rata por los pasillos o andenes.

Pese a esto, en la ciudad de Nueva York, una de las mejores opciones a la hora de desplazarnos es hacerlo en metro. Tiene gran cantidad de líneas y nos podemos mover de forma rápida hasta cualquier punto que necesitemos ya que prácticamente podemos llegar a cualquier rincón de la ciudad.

Si la estación en la que estamos no hay una línea que nos lleve de forma directa a nuestro destino, siempre podemos realizar los transbordos necesarios. Evitando el tráfico de la superficie, el uso del metro nos ahorra el tiempo que puede suponer el mismo recorrido en autobús.

new york subway Moverse en metro por Nueva York

Mapa del metro de Nueva York

El metro de Nueva York consta de 24 líneas y sus nombres pueden ser tanto números (1, 2, 3, 4, 5, 6, 6d, 7, 7d) como letras (A, B, C, D, E, F, G, J, L, M, N, Q, R, S, Z). Ésta es la web oficial de la empresa municipal de transportes (MTA), donde podemos ver toda la información relativa al servicio, incidencias, líneasplanos y una gran cantidad de información. También nos podemos descargar éste mapa en formato .PDF en nuestro ordenador, imprimirlo y llevarlo siempre con nosotros para no perdernos.

La frecuencia de paso de los trenes está entre los 2 y 5 minutos en las horas punta (de 6:30 a 9:30 y de 15:30 a 20:00), entre los 5 y 10 minutos a mediodía y entre los 10 y 15 minutos hasta la medianoche. Desde medianoche hasta las 6:30 de la mañana los trenes pasarán cada 20 minutos aproximadamente.

El funcionamiento de la red de metro es interrumpido, funciona las 24 horas del día al igual que los autobuses, si bien de noche no están todas las estaciones abiertas ni encontraremos trabajadores a los que consultar alguna duda.

Algo que nos resultará muy útil es poder acceder al servicio con nuestro Smartphone desde aquí y consultar cualquier duda o contratiempo que nos pueda surgir.

El precio de un billete sencillo de metro es de 2,50$ y, dado que no se puede pagar en efectivo, nos debemos hacer con una tarjeta MetroCard que podemos usar tanto en el metro como en los autobuses.

Antes de tomar las escaleras hacia una de las estaciones de metro, tenemos que tener claro hacia donde queremos ir. Esto es así porque la boca en la que nos encontramos tiene un sentido y la que encontramos cruzando la calle, por ejemplo, va hacia el otro sentido. Con esto queremos decir que no están comunicadas las bocas de metro en su interior, por lo que si nos equivocamos, debemos salir a la calle y tomar la entrada correcta.

También tenemos que conocer que hay dos tipos de trenes, los normales y los “express”. Al igual que ocurre con los autobuses “limited”, los trenes “express” no realizan paradas en todas las estaciones, por lo que si queremos recorrer una gran distancia de forma rápida, es la mejor opción.