WorldTV

21 de marzo de 2013

Nicolás Maduro Moros, Continuidad del Socialismo después de Chávez



Nicolás Maduro Moros, nació el 23 de noviembre de 1962 en Caracas y creció en la parroquia popular de El Valle en donde transcurre su adolescencia, estudio en un colegio de monjas y fue monaguillo de donde proviene su fe cristiana. Hijo de Teresa Moros Acevedo, mujer de profunda fe católica y Nicolás Maduro García, quien se formara como economista en la Universidad Central de Venezuela,  graduándose Summa Cum Laude.

Este hombre de a pie profundamente identificado con las necesidades del pueblo, perteneció a la Liga Socialista en sus años de estudiante complementando sus actividades políticas con las culturales en donde conformo una banda de rock de adolescentes llamada Enigma, en la cual era bajista. Nicolás es un hombre estrechamente ligado al deporte ya que se convirtió en un extraordinario Pitcher de la selección juvenil venezolana de beisbol en donde llego a propinar varios no hit no run. Desde muy joven trabajó hasta conseguir una oportunidad como conductor en el Metro de Caracas, en donde buscando la igualdad de los derechos de los trabajadores se convirtió en dirigente sindical llegando a ser miembro de la junta directiva de esa empresa pública, fundando el nuevo Sindicato del Metro de Caracas (SITRAMECA).

Nicolás, al final de los 80 se incorporó al Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200)  liderado por Hugo Chávez, acompañando el pensamiento de Hugo Chávez, Nicolás crea a nivel Nacional  la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT).

En la década de los 90 forma parte del Movimiento quinta República, MVR, partido con el que participó en la campaña presidencial de 1998 en la que Hugo Chávez resultó electo Presidente de Venezuela. Maduro fue elegido diputado de la Asamblea Constituyente de 1999 que redacto una nueva Constitución ese mismo año, es nuevamente electo diputado para la Asamblea Nacional de Venezuela en 2000, cargo en el que fue reelecto en las elecciones legislativas de 2005, siendo designado poco después presidente del parlamento.

En 2006 deja el cargo para ingresar en el gabinete ministerial como máximo representante del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, quien en un periodo de 6 años pasa a ser uno de los mejores ministros de relaciones exteriores de todos los tiempos siendo reconocido internacionalmente por las posturas firmes y sinceras con la que se proyectó la nueva era de la diplomacia venezolana ante el mundo, siendo esta tomada como referencia hoy en día por varios países de los diferentes continentes. Maduro se convirtió en un incansable defensor de los derechos humanos y negociador ante los conflictos internacionales de la liberación de los rehenes de la guerrilla colombiana, y las negociaciones de paz para Colombia, del ingreso de la nación venezolana dentro del MERCOSUR así como la fundación y promoción de importantes espacios regionales como la UNASUR, el ALBA y la CELAC entre otras.

El 10 de octubre de 2012, tras las elecciones presidenciales, fue nombrado Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela.

El presidente Chávez, un visionario con proyecciones para muchos inentendibles, después de conocer a fondo el compromiso, la lealtad, honestidad, el profundo amor y respeto por el prójimo, la capacidad de entendimiento, la internalización del proceso de igualdad para todos los pueblos conocido como socialismo, y además de ver la transparencia de su alma, el 8 de diciembre de 2012, Chávez dijo que Maduro debería reemplazarlo si algo le pasara a él y quedara incapacitado.

"Mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que, en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente", dijo Chávez mientras levantaba la Constitución venezolana.

"Yo se lo pido desde mi corazón. Es uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad para continuar, si es que yo no pudiera", así lo pidió al pueblo venezolano el comandante Chávez en su última aparición. 

El 8 de marzo de 2013, tras el fallecimiento de Hugo Chávez, Maduro fue proclamado presidente interino, el 48 de Venezuela, en un acto de juramentación celebrado en el hemiciclo del Palacio Federal Legislativo.

Nicolás Maduro encarna el sentimiento y la esperanza de un pueblo que pide que se le dé continuidad al socialismo en Venezuela, a la unificación de los pueblos de la América Latina para la construcción de la Patria Grande que soñaron nuestros libertadores Simón Bolívar y José de San Martin, y es por eso que se prepara para elecciones presidenciales a realizarse el 14 de abril, tras convocatoria realizada por el CNE para llamado de elecciones como lo estipula la constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 233, aventajando a su opositor más cercano por un margen de 18% sumando 53 por ciento de las intenciones de voto contra 35 del opositor, según una nueva encuesta privada de la empresa Hinterlaces.  

A pesar de las declaraciones polémicas y negativas de la derecha nacional y extranjera en contra del trabajo del líder de la Revolución Bolivariana, es necesario señalar, la presencia de 55 jefes de estado,  el fervor popular de millones de personas en América del Sur y países de todo el mundo, que asistieron al adiós de Hugo Chávez, así como el reconocimiento en una ceremonia extraordinaria de la ONU, a través de su portavoz, Ban Ki-Moon, quien menciono como positivos los esfuerzos y logros alcanzados por el presidente Chávez en el ámbito social, en el ámbito de la identidad nacional, la solidaridad, Chávez "abanderó los desafíos y aspiraciones de los venezolanos más vulnerables" durante su mandato e impulsó "decididamente" los movimientos de integración regional, a partir de una visión eminentemente latinoamericana. Ban recordó que en su primera intervención en la Asamblea General en 1999, el presidente venezolano expresó su deseo de que "algún día en un futuro cercano sea posible proclamar que la paz, la democracia y el desarrollo han triunfado”.

"Honremos el legado que nos deja el presidente venezolano renovando nuestro compromiso para seguir trabajando por estos nobles objetivos", añadió el secretario general al concluir su intervención en la Asamblea General. 

No por casualidad que tras la visita de la Presidenta de la República Argentina Cristina Fernández de Kirchner al Vaticano a su Santidad el Papa Francisco, este la felicitara por formar parte del grupo de mandatarios de América Latina que vienen trabajando unidos para levantar la dignidad de los pueblos y construir la patria bonita, la patria grande que soñaron nuestros libertadores.

Cargos desempeñados
Diputado de la Asamblea Constituyente, agosto de 1999 - agosto de 2000
Diputado de la Asamblea Nacional, agosto de 2000 - 7 de agosto de 2006
3° Presidente de la Asamblea Nacional, enero de 2005 - 7 de agosto de 2006
25° Vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, desde el 10 de octubre de 2012
Ministro de Relaciones Exteriores, 7 de agosto de 2006 - 16 de enero de 2013
48° Presidente de la República Bolivariana de Venezuela (encargado), Juró el 8 de marzo de 2013

Dr. Attilio Radomile
Caracas Venezuela