PROVINCIA DE SAN LUIS - CLIMA Y METEOROLOGIA

INTRODUCCION

El área de estudio se encuentra ubicada en la porción Noreste de la Provincia de San Luis, Argentina, abarca los departamentos de Coronel Pringles, Libertador Gral. San Martín y Chacabuco, y parte de los departamentos de Junín, Belgrano, Ayacucho, La Capital y Pedernera.

La región se desarrolla al Oeste de la Sierra de Comechingones, límite interprovincial entre San Luis y Córdoba. Este macizo montañoso tiene una altura media superior a los 2.000 m.s.n.m. Cabe mencionar que, la vertiente occidental de la Sierra es sumamente escarpada y de elevada pendiente, por lo que siempre ha configurado un accidente topográfico difícil y costoso de franquear. Se destaca también el macizo de la Sierra de San Luis, con cumbres que superan los 2.000 m.s.n.m., tal es el caso de los cerros Retama (2.213 m) y Pantano Negro (2.124 m). El principal recurso hídrico de la región es el río Quinto.

A continuación se presenta las fuentes de captura de información y posteriormente, en el capítulo 2.3, se describe el clima y las principales características meteorológicas del Area de Influencia.

CAPTURA DE INFORMACION

Se localizaron todas aquellas estaciones que han efectuado observaciones climáticas en el área en cuestión. Como resultado fueron relevadas 92 estaciones de medición, de las cuales 85 son pluviométricas, 3 pluviográficas y 4 climatológicas. Según la división departamental de la provincia, estas se distribuyen de la siguiente manera: 11 estaciones se ubican en el departamento de Junín, 24 en Pringles, 10 en San Martín, 20 en Chacabuco, 11 en La Capital, 9 en Ayacucho, 4 en Pedernera y 3 en Belgrano.

Como se observa, se detectó en el área un gran número de estaciones pluviométricas, oportunamente instaladas y operadas con el fin de conocer la cantidad y distribución de las precipitaciones, estas fueron priorizadas considerando períodos de mayor densidad, calidad y continuidad de los registros, con el objeto de caracterizar climática y pluviométricamente a la región.

Las características climáticas y las precipitaciones en la región en cuestión, definen un único y uniforme régimen pluviométrico, por esta razón, se estima que los registros obtenidos satisfacen los requerimientos de información básica necesaria para la caracterización climática del área de influencia de la provincia de San Luis.

A continuación, en la Tabla 2.2-1, se entrega una síntesis de las estaciones registradas en el área de estudio. Al igual que en los casos anteriores, se le ha asignado un código de identificación a cada estación relevada, constituido por una letra y por un número de cuatro cifras. Las letras individualizan a la provincia, a saber:

SL0701: Provincia de San Luis.

Las dos primeras cifras corresponden al número catastral del departamento (según división política provincial) en el cual se sitúan las estaciones y las dos segundas corresponden al ordenamiento según el año en que fueron instaladas.

Los organismos a cargo de las observaciones son los siguientes:

S. M. N.: Servicio Meteorológico Nacional.

C. y T.: Correos y Telecomunicaciones (Estafeta postal).

A. y E. E.: Agua y Energía Eléctrica de la Nación.

F. C.: Ferrocarril (estaciones ferroviarias).

C.A.A.A.S.:Convenio Argentino - Alemán de Aguas Subterráneas.

CARACTERIZACION CLIMATICA

Clima

Según la clasificación climática de Köppen, parte de la comarca (el sector Oeste) posee un clima de desierto BW y otra parte (sector Centro y Este) posee un clima de estepa BS. Sobre la base de los valores de precipitación media anual, del orden de los 550 mm, la temperatura media anual de 16,6 °C, la temperatura media del mes más frío (julio) de 8,9 °C y la temperatura media del mes más cálido (enero) de 24,0 °C, se puede decir que el clima de transición de la región de interés, entre estepa y desierto, sería del tipo B K C a w, donde:

B: cantidad de lluvia inferior al límite de sequía.

K: frío en invierno y caluroso en verano; temperatura media anual inferior a 18 °C y temperatura media del mes más caluroso superior a 18 °C.

C: temperatura media del mes más frío inferior a 18 °C pero superior a B3 °C.

a: temperatura media del mes más caluroso superior a 22 °C.

w: estación invernal seca; lluvias principalmente estivales.

W: climas de desiertos.

S: climas de estepas.

Según los trabajos de Quintela (1977), la zona se encuentra en la porción Este de la denominada Región Arida Norte y Central de la República Argentina, que se extiende desde el límite internacional con Bolivia hasta el paralelo 40° (sur); pero en la comarca colindante con la llamada Región Semiárida. A la misma corresponde la isolínea de un índice de aridez de Martonne de 15. Además, según Galmarini y Raffo (1963), por el sector Oeste de la Sierra de San Luis pasaría la línea divisoria entre las regiones semiárida (al Este) y árida (al Oeste).

Sobre la base de los datos climáticos medios registrados en distintas estaciones meteorológicas de la provincia, se estima que el índice de humedad es nulo; en San Luis y Villa Mercedes el índice de aridez es de aproximadamente 35 y el índice hídrico es -20, mientras que en La Florida (sector serrano) los mencionados índices descienden a valores de 20 y -12 respectivamente.

En síntesis, pluviométricamente el área se encuentra en la comarca de clima subtropical Atlántico (precipitaciones máximas estivales en forma de lluvia) y la evapotranspiración media anual supera a la precipitación media anual. En el ámbito regional, existe una transición climática de Este a Oeste, de un clima de estepa (BS) sub-húmedo seco a un clima de desierto (BW) semiárido; existiendo microclimas serranos asociados a la vertiente oriental del Macizo Puntano, de condiciones hidrometeorológicas similares a las de los valles de la vertiente oriental de la Sierra de Comechingones.

Las características climáticas predominantes, son consecuencia de la combinación de acciones de cuatro fuentes emisoras de masas de aire que actúan sobre la región: a) el anticiclón subtropical del Atlántico (aire cálido y húmedo), situado al Noreste de la comarca; b) el anticiclón del Noroeste (aire cálido y seco); c) el anticiclón subtropical Pacífico (aire frío y seco del Sudoeste); d) las sudestadas procedentes del Atlántico (aire frío y húmedo). De todos ellos, quien tiene manifiesta predominancia es el anticiclón subtropical Atlántico; éste le confiere a la zona los regímenes térmico y pluviométrico imperantes en la misma.

Meteorología

La caracterización meteorológica del área se ha llevado a cabo sobre la base de la información recopilada en la estación San Luis. Si bien esta se encuentra situada en el extremo Sudoeste del área de influencia, por las características de la región y por la notable extensión de los registros, sus valores climáticos medios y extremos pueden extenderse, con cierta reserva, a la totalidad de la superficie del área de interés.

La Tabla 2.3-1 resume los datos meteorológicos registrados en la estación San Luis en el período de observaciones 1901- 1960. Esta estación se ubica en el departamento La Capital, Provincia de San Luis, en los 33° 16' latitud Sur y 66° 21' longitud Oeste, a 716 m.s.n.m.

De acuerdo con la Tabla 2.3-1, la precipitación media anual es de 573 mm; el 82 % del agua caída, 470 mm, se registra en el semestre octubre-marzo, mientras que el 18% restante, 103 mm, precipita entre abril y setiembre

La temperatura media anual es de 16,6 °C; el mes más caluroso es enero con 24,0 °C y el mes más frío julio con 8,9 °C. Nótese que, a los fines de la clasificación climática de Köppen, la temperatura media del mes más cálido (enero) es superior a 22 °C y la del mes más frío (julio) inferior a los 18 °C pero superior a -3 °C. La temperatura máxima media anual es de 24,4 °C y la mínima media anual 10,3 °C. Si se comparan las curvas de máximas y mínimas medias mensuales, se observan notables amplitudes térmicas, de aproximadamente 15 °C en verano y 13 °C en invierno. Las temperaturas máxima y mínima absolutas registradas en el período fueron 42.3 °C (diciembre) y -9,1 °C (junio) respectivamente.

Las temperaturas medias y extremas, disminuyen a medida que asciende el terreno, debido al gradiente termométrico negativo de la atmósfera. Se infiere que en la zona serrana las temperaturas son sensiblemente inferiores a las registradas en la estación meteorológica San Luis; en localidades situadas por encima de los 1.700 m.s.n.m, se estima que la temperatura media anual debe ser de aproximadamente 7 °C, con una máxima absoluta de unos 35 °C y una mínima absoluta inferior a los -15 °C.

La humedad relativa media anual es de aproximadamente el 58.3 %; la máxima media mensual se presenta en los meses de mayo y junio con 66 %. La presión atmosférica media anual promedio de 60 años fue de 930.5 mb, la cual se presenta homogénea a lo largo del año. La tensión de vapor media anual es de 11.3 mb, la máxima media mensual se registra en enero con 16,1 mb y la mínima media mensual en julio y agosto con 7,1 mb.

La nubosidad media anual en escala de 0 a 10, es de 3,6; con valores medio máximos aproximados de 4 en mayo y junio. En general se observan nieblas en cualquier mes del año. La frecuencia media anual de días con cielo cubierto (6/8) es de 36.1 y de días con cielo claro (2/8) de 109.

De los registros obtenidos en el período 1951 - 1960, se desprende que la frecuencia media anual de días con precipitación es de 67. Las mayores frecuencias medias mensuales corresponden a diciembre (11) y enero (9); las menores a mayo (2) y agosto (2). La frecuencia media anual de días con granizo es de aproximadamente 1. Las granizadas ocurren tanto en verano como en invierno; la mayor frecuencia media mensual corresponde a diciembre (0,3). Por último la frecuencia media anual de días con tormentas eléctricas es de aproximadamente 35. Estas ocurren preferentemente en diciembre (9) y enero (7); y en menor proporción en noviembre (6), febrero (4), octubre (3) y marzo (3). Sólo en julio no se registraron tormentas de este tipo.

En la Tabla 2.3-2 se indica la velocidad del viento en el periodo 1951 - 1960 y la frecuencia de los vientos en el período 1901 B 1960, registradas en la estación San Luis, Provincia de San Luis.

De acuerdo con las Tablas 2.3-1 y 2.3-2, la velocidad media anual del viento es de 13 Km/hora. Los vientos de mayor velocidad media anual provienen del Este (24 Km/hora); en algunos meses (setiembre y octubre) las velocidades medias mensuales de los mismos superan los 30 Km/hora. Los vientos procedentes del Norte y del Sudeste alcanzan velocidades medias anuales del orden de 19 Km/hora y 18 Km/hora respectivamente.

De igual forma se desprende de la Tabla 2.3-2, que los vientos reinantes provienen del Este con una frecuencia media anual de 321 en escala de 1.000; en menor proporción del Norte (256) y del Sudeste (124). Cabe consignar que los vientos precitados soplan con similares frecuencias mensuales en cualquier época del año. La frecuencia media mensual correspondiente a la calma ambiental es reducida (46 en escala de 1.000).

En síntesis, los vientos reinantes y dominantes soplan del Este y en menor proporción del Norte y Sudeste.

En cuanto a las precipitaciones en la región, estas se producen principalmente como consecuencia de los frentes de aire cálido y húmedo que proceden del Noreste, los cuales al encontrar la Sierra de San Luis son obligados a ascender, en consecuencia el aire se enfría y se produce la condensación de su contenido higrométrico, dando origen a lluvias del tipo orográfico. En algunos casos actúan procesos convectivos que sumados a los anteriores producen tormentas eléctricas, acompañadas de truenos y relámpagos, con lluvias de corta duración, elevada intensidad y reducidas áreas de cobertura; eventualmente también estos procesos originan granizadas de consideración. Suele suceder que, las masas de aire húmedo se enfrían en contacto con los suelos de las altiplanicies (de muy baja temperatura durante las noches) y se produce la condensación del agua contenida en las mismas, generándose nieblas o lloviznas ligeras.

El anticiclón subtropical Pacífico, emisor de masas de aire frío y seco, si bien no aporta humedad a la comarca, en algunos casos es responsable al menos en parte de la precipitación del agua contenida en el aire cálido y húmedo proveniente del Noreste (Atlántico), al producirse el choque entre ambas masas de características termométricas e higrométricas diferentes. Al respecto, cabe citar que la superficie de contacto entre una y otra, por lo general se produce en las proximidades de la región en el período estival, lo que ocasiona una mayor concentración porcentual de las precipitaciones.

Durante el invierno, suelen ingresar masas de aire frías y húmedas, llamadas sudestadas, que ocasionan bajas temperaturas, ascenso de la presión, presencia de nieblas y eventuales nevadas.

El régimen pluviométrico es del tipo continental. Así lo demuestra la distribución de los valores medios mensuales de las precipitaciones medidas en las diferentes estaciones localizadas. Los pluviogramas de éstas indican que, en término medio, aproximadamente el 90% de la precipitación media anual cae entre los meses de octubre y abril; en el período mayo-setiembre, sólo precipita el 10% restante. Vargas (1978), sostiene que la distribución estacional de las precipitaciones respecto a la media anual es aproximadamente la siguiente: 44% en verano; 31% en primavera; 21% en otoño y sólo un 4% en invierno (Ver Tabla 2.3-3).

En toda el área de interés las precipitaciones medias anuales son superiores a los 500 mm; en el sector serrano del Macizo Puntano, los módulos pluviométricos son del orden de los 600 mm y en algunos lugares superiores a los 700 mm anuales. La isohieta de 600 mm. tiene forma de elipse y cubre la parte media y sur de la sierra, con un eje mayor de dirección NNE-SSO de unos 100 Km y un eje menor de unos 60 Km

En síntesis, la precipitación media anual en la región oportunamente delimitada es de unos 550 mm.; aproximadamente 240 mm caen en verano, 170 mm en primavera, 115 mm en otoño y sólo unos 25 mm en invierno. Es necesario aclarar que, el análisis de los registros mensuales de las diferentes estaciones, indica que las precipitaciones mensuales pueden variar considerablemente de un mes de un año al mismo mes del año próximo o anterior.



Volver