El Decano y sus 21 campeonatos

Son pocos los hinchas del Deportivo Independiente Medellín que saben, o aunque lo saben no manifiestan ningún interés por pregonarlo, que el “Rey de corazones”, el cual celebra su centenario, ganó 16 títulos en la era de club amateur, es decir, desde su fundación en 1913 hasta 1948, año en que se creó la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor). Para ser más claros, el DIM ha ganado 21 títulos nacionales y no cinco, como muchos creen.

 

El Rojo, que desde el inicio del profesionalismo estuvo ausente en cuatro  temporadas de la máxima categoría del balompié nacional (1952, 1953,1958 y 1971), consiguió para sus vitrinas siete Campeonatos Nacionales, tres de ellos de forma consecutiva (1918, 1920, 1922, 1930, 1936, 1937 y 1938), ocho Campeonatos Departamentales (1937, 1938, 1939, 1941, 1942, 1943, 1944 y 1945) y la Copa Jiménez Jaramillo (1923), donada por el entonces gobernador de Antioquia, Ricardo Jiménez Jaramillo.

Sin embargo, la Dimayor solo le reconoce cinco máximos galardones al DIM (1955,1957, 2002, 2004 y 2009), pues los demás, según el ente, no están relacionados con esa organización.

‘Equipo del pueblo’

Hace ya casi cien años, el 14 de noviembre de 1913, los hermanos Alberto, Luis y Rafael Uribe Piedrahita, con el acompañamiento de importantes miembros de la sociedad medellinense de la época como José Luis Jaramillo, primer presidente del club, y Guillermo Greiffenstein, primer secretario, conformaron el primer equipo de fútbol de paisas para los paisas.

Medellín Football Club, como decidieron llamarlo, comenzó jugando en lotes baldíos y en la cancha de Los Belgas, donde ahora está ubicado el Hospital San Vicente de Paúl y la cual pertenecía al Sporting, otro equipo que nació en la ciudad en aquel entonces y el cual, en su mayoría, estaba conformado por jugadores extranjeros de procedencia suiza y belga.

Y sería este mismo club el que en abril de 1915, año en que se firmó el acta oficial de la creación del ahora Deportivo Independiente Medellín, derrotó  al Medellín Football Club con un devastador resultado de 11-0, lo que conminó a pensar a muchos en bajarse de ese tren. Pero fue la perseverancia, pero sobre todo la paciencia que ha tenido a lo largo de su historia el jugador, directivo e hincha del Rojo antioqueño, que prefirieron seguir remando y sacar adelante al que hoy es uno de los equipos más representativos del balompié nacional.

La Danza del Sol

En 1928, un año después de haber sido reconocido como el mejor equipo de Antioquia y haber sido elegido para disputar diferentes compromisos contra clubes de Bogotá, el Medellín FC debe retirarse de competencia debido a sus múltiples problemas económicos, retornando a las competiciones en segunda división tan solo dos años después, pero con el nombre de El Madrid.

Este conjunto, que solo había cambiado en su nombre pero que su esencia continuaba intacta, logró ascender a primera categoría tres años después y, además de que volvió a utilizar el nombre de Medellín Football Club, también abandonó la cancha de Los Belgas y se trasladó a la del Hipódromo Los Libertadores, lugar en donde actualmente está ubicado el barrio San Joaquín y en el que jugó semiprofesionalmente hasta 1948.  Un homenaje a dos décadas de historia.

Pero en 1952, debido a una mala administración que lo catapultó a una nefasta crisis económica, Medellín tiene que abandonar, por dos años, el profesionalismo.

Y es que no fue nada fácil sostener la nómina de la época, pues en 1950 se conformó el mejor plantel que haya tenido en sus cien años el Medellín: “La Danza del Sol”, conformado por doce jugadores peruanos de primera categoría, quienes elevaron el fútbol antioqueño a su máxima expresión y lo convirtieron en poesía.

Sin embargo, y corroborando que el sufrimiento del “Poderoso” ha sido desde siempre, en 1958, después de haber ganado los campeonatos profesionales del 55 y el 57, el DIM vuelve a retirarse, tan solo por un año, de la máxima categoría de la Dimayor.

Para 1971, cuando el retiro del Medellín del torneo profesional era casi inminente a causa, nuevamente, de su situación económica, Barrancabermeja, la ciudad petrolera de Colombia, desea tener un equipo representativo de esa tierra en el torneo local, por lo que solicitó cesión temporal de la ficha del “Medallo” para que, en lugar del DIM, llegase, tan solo hasta 1972, el club Oro Negro.

Mientras los hinchas del Decano festejan el centenario de su equipo, CIUDAD SUR, como regalo, quiso destacar esa historia del Independiente Medellín que pocos conocen, esa historia que ha dejado a su paso cientos de jugadores y directivos, unos buenos, otros no tanto, pero en especial el amor de su gente que pese a todos sus sufrimientos disfrutan, e incluso dan la vida, por el “Equipo del Pueblo”.

Paute aquí



Ediciones

Lea todas nuestras ediciones