La Voz de Galicia

lavozdegalicia.es
Edición digital de La Voz de Galicia. El diario más leído de Galicia gracias a la participación de sus lectores, con la última actualidad, multimedia, opinión y debates sobre negocios, deportes, cine, viajes, libros, empleo, educación, inmobiliaria, automóviles y mucho más en sus 14 ediciones: A Coruña, A Mariña, Arousa, Barbanza, Carballo, Deza-Tabeirós, Ferrol, Lemos, Lugo, Ourense, Pontevedra, Santiago, Vigo y Madrid
  • 29 de noviembre del 2004
Logotipo de La Voz de Galicia

A CORUÑA

De capilla para pescadores a templo de los militares


?ulio Taboada Vázquez es el párroco de la iglesia castrense de San Andrés. Es el párroco rector coronel capellán de la capilla. Se le escucha entusiasmado cuando habla de la historia de su iglesia, una iglesia que construyeron los miembros de la Cofradía de Mareantes y Pescadores de la ciudad en el siglo XIII.

«Primero fue una capilla, que levantaron los pescadores coruñeses para honrar a su apóstol pescador, que fue además el primer discípulo en seguir a Jesús», relata el sacerdote, que recuerda que el lugar elegido no fue una casualidad porque «en esa época, la playa del Orzán llegaba hasta donde hoy se levanta la iglesia». No sólo hubo capilla en honor a San Andrés; también se construyó un hospital que desapareció con la invasión inglesa.

Pasaron los años y llegó el degaste del templo, cada vez más deteriorado por el efecto del tiempo. Cuando el culto se convirtió en práctica imposible en su interior, los Mareantes se vieron obligados a firmar un convenio con Eusebio da Guarda. Él se comprometería a levantar una nueva iglesia siempre y cuando sus propietarios accedieran a que el benefactor y su esposa, Modesta Goicouría, fueran enterrados en la iglesia.

Iglesia Mayor

Firmado el convenio, Eusebio da Guarda trasladó a los pescadores su intención de levantar una Iglesia Mayor, y para ello intentó incluso comprar los terrenos de la calle del Sol y del Boquete.

«La iglesia quedó tan bonita -continúa el cura párroco, Julio Taboada- que los pescadores se arrepintieron del convenio y quisieron recuperar sólo para ellos la iglesia. Iniciaron un pleito con Eusebio da Guarda que duró nueve años y que, finalmente, no se resolvió».

¿Qué pasó entonces? Pues que en esa época se publicó un decreto que privaba a las cofradías de personalidad jurídica y, por tanto, les impedía tener posesiones. La iglesia de San Andrés pasó a manos del Arzobispado de Santiago y así continuó, atendida por un canónigo de la Colegiata, hasta la Guerra Civil, en que fue cedida a los militares destinados en A Coruña para disponer de un lugar de culto. Y, así, desde 1937 se le llama iglesia castrense, al servicio de las celebraciones y el culto de los militares.

Hoy, día de San Andrés, Julio Taboada lamenta que las obras de restauración que se llevan a cabo en su interior no permitan celebrar la tradicional misa cantada. De todas formas, habrá culto como cada día y misa solemne a las ocho de la tarde.

LA VOZ DE GALICIA,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general. M de A Coruña en el Tomo 2.438 del Archivo, Sección General, al folio 92, hoja C-2141.CIF: A 15000649

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (España) RM de A Coruña: tomo 2413, folio 84, hoja C-12502. CIF: B-15.482.177