Música

María la portuguesa

Amalia Rodrigues go back, por Jef Aérosol - Lisbon 2007
Amalia Rodrigues go back, por Jef Aérosol - Lisbon 2007

María la portuguesa

“Amalia es al fado lo que María Callas a la Ópera”.

Reconocida por méritos propios como la Rainha do Fado, Amalia Rodrigues llevo el sabor atlántico de la música portuguesa por todos los rincones del mundo, entre sus temas más populares destaca especialmente uno por la forma que tiene de trasmitir la coexistencia entre la razón y el corazón, se titula Estranha forma de vida. 

Que estranha forma de vida / Tem este meu coração / Vive de vida perdida / Quem lhe daria o condão / Que estranha forma de vida. // Coração independenteCoração que não comando / Vives perdido entre a gente / Teimosamente sangrando / Coração independente

Qué extraña forma de vida / tiene mi corazón / vive de vida perdida / quién le daría ese don / Qué extraña forma de vida / Corazón independiente / corazón que no controlo / vives perdido entre todos /tercamente sangrando /Corazón independiente 

Amalia imprimía elegancia y saudade a todo lo que cantaba, -que fue mucho y variado- entre sus cientos de grabaciones aparecen autores tan dispares como Quintero, León y Quiroga, Cuco Sánchez, Ramón Arcusa y Manuel de la Calva, Gilbert Bécaud, Charles Aznavour o George Gershwin con quien hizo una notable y sorprendente versión de Summertime.

Hasta que Amalia surgió en escena el fado era considerado una música marginal, de los arrabales (¡propia de lúmpenes!), también la copla andaluza fue denostada años después por los modennos del momento hasta que Carlos Cano rescató su memoria republicana para desempolvarle el tufo franquista mientras llevaba el género musicalmente a la perfección. La memoria sentimental de la copla.

Poco después de que Carlos Cano fuese declarado en Madrid persona non grata por Carlos Arias Navarro -por participar en el homenaje a Lorca en París– tuvo lugar en Portugal la Revolución de los Claveles y Amalia Rodrígues, tras cantar una emotiva versión del himno de Zeca Afonso Grandola Vila Morena se vió envuelta en una polémica al ser acusada de apoyar la dictadura de Salazar, y si bien es cierto que llegó a alabarlo en público, lo que la mayoría desconocía incluído el propio Salazar, era que Amalia mantenía económicamente a varios miembros activos del Partido Comunista de Portugal. Amalia regreso triunfal a los escenarios de Lisboa en 1985.

Un año después de aquello, el once de diciembre, muere inesperadamente la madre de Carlos. Mamá Lola -que así la llamaban sus hijos- había sido su principal apoyo desde sus comienzos hasta las listas negras de la Junta previos al fichaje por una multinacional. Su acercamiento a la copla fue gracias a ella y a su abuela mamá Pepa -viuda de fusilado durante el Golpe de 1936-. “Siempre trabajando, siempre cantando” escribió en el disco que le dedicó a ambas en 1998: La copla; memoria sentimental.

La discográfica había cerrado hacía tiempo la fecha para la grabación en estudio de su próximo álbum, quedaban muy pocas semanas y apenas había nada preparado. Hasta que llegó la inspiración vía fado emocional.

Carlos admiraba el lamento, tan hermoso como doliente, de la música de Amalia. El recuerdo de una foto de su madre fechada en los años 50, muy parecida a la portada de Extranha forma de vida, le sirvieron de inspiración para vincular a través de este maravilloso pasodoble la copla andaluza y el fado portugués.

La letra de María la portuguesa cuenta la historia del polémico asesinato de Juan Flores el 5 de enero de 1985 por el impacto en el pecho de dos disparos “al aire” según la versión oficial de la Guardinha portuguesa que durante las tensiones por los acuerdos de pesca le pilló con cinco kilos de langostinos ilegales frente a Castro Marim, en la desembocadura del Guadiana, y lo acontecido durante el entierro, la leyenda de María, una mujer que acompañó al féretro con una corona de flores hasta su traslado al cementerio de Ayamonte.

Sólo sabemos de ella que se llamaba María, pero no sabemos que relación tenía con mi hermano, ni por qué estuvo junto al cuerpo toda la noche” comentó Manuel Flores, el hermano de Juan.

María la portuguesa es ya la copla andaluza contemporánea más versionada, desde María Dolores Pradera -con o sin Joaquín Sabina-, a Enrique Urquijo y los problemas o la malagueña-gaditana Pasión Vega que también borda una versión de las Habaneras de Cádiz Soy del Sur, el tema de Martínez Ares a Carlos Cano. No me puedo olvidar la solemnidad de Martirio con Raúl Rodríguez o la dulzura de Silvia Pérez Cruz con Las Migas, Los Sabandeños, Clara Montes,… 

Una canción por cuya autoría Mario Vargas Llosa llegó a decir publicamente que hubiera cambiado toda su obra…

Carlos Cano no obtuvo el Nobel de literatura, pero María la portuguesa fue premiada un año después de su muerte como mejor canción dentro de los Premios de la Música de 2001.

El álbum donde se incluyo, De lo perdido y otras coplas2000. es junto a La copla, memoria sentimental,1999. la revisión definitiva del granadino a la copla andaluza.

“Gracias también, querido Carlos, por haber sabido ser popular sin ser superficial ni vulgar, por haber sido un bardo ético y civil, rehuyendo la demagogia y los estereotipos y por haber llegado al corazón de los jóvenes sin la menor concesión a las modas y asumiendo el riesgo y la dificultad” Mario Vargas Llosa

Fue como recuperar de pronto las viejas fotos de familia y reconocer la madre, la abuela, los primos… Me dolía la injusta valoración por parte de la mal llamada progresía intelectual de la canción andaluza. Denominación franquista de origen, de charanga y pandereta, española, etcétera. Términos absolutamente injustos e ignorantes hacia un arte que tenía las raíces más profundas en el pueblo andaluz y la orientación en la Generación del 27. Sin Lorca nunca se hubiera dado Rafael de León. Como sin Falla tampoco el maestro Quiroga Por eso dije que me sentía más cerca del pasodoble que de un rock and roll. Para darles caña a los progres de vía estrecha. Las primeras coplas se escribieron antes incluso de la República y fueron cantadas por todos, a pesar de las ideologías. Carlos Cano

 

 

Tono Cano

Tono Cano

Anartista.

editor y director de secretOlivo.
Tono Cano

Último publicado por Tono Cano (Ver TODO)

1 Comentario
To Top