mar 062016
 

 

El Servicio Paz y Justicia en América Latina, SERPAJ-AL, expresa su protesta por el vil asesinato del que fue víctima, en días recientes, la líder indígena hondureña, Berta Cáceres Flores, coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

Berta Cáceres fue promotora de varias campañas en contra de la construcción de una represa hidroeléctrica proyectada a construirse en el Río Gualcarque, el que es considerado lugar sagrado para la etnia lenca; logrando con sus constantes campañas que la poderosa empresa Sinohydro, considerada la mayor constructora de represas del mundo, retirara su participación en dicho proyecto.

El mencionado proyecto de construcción de la represa en el río Gualcarque, además, contaba con la participación de la Corporación Financiera Internacional, institución del Banco Mundial que tenía estipulada una fuerte inversión económica en tan ambicioso proyecto que atenta contra lo más sagrado para la etnia lenca.

Berta Cáceres se hizo acreedora al Premio medioambiental Goldman, por sus actividades en defensa de los Derechos Humanos, en especial los concernientes al ambiente sano,  máximo reconocimiento para quienes promueven la defensa de entornos medioambientales amables para la humanidad.

El SERPAJ-AL asume como propia la valerosa e incansable gesta de Berta Cáceres frente a la depredación de los recursos naturales por parte de los grupos económicos de poder al estimarla amenaza común de los pueblos latinoamericanos, ante la que debemos unirnos alrededor del recuerdo de Berta y de la semilla que nos sembró en el alma motivándonos a internacionalizar nuestras luchas y unirnos en nuestras causas comunes por el medio ambiente libre de intromisiones lesivas, solidarizándonos con el pueblo Lenca.

                   Servicio Paz y Justicia en América Latina, SERPAJ-AL

ene 082016
 

A través de una nota remitida hoy a diferentes instituciones del Estado, el Servicio Paz y Justicia Paraguay (Serpaj-Py) urge una exhaustiva investigación de la muerte de Julián Ojeda, en el procedimiento de las Fuerzas de Tarea Conjunta realizado el 18 de diciembre del 2015 en Nueva Fortuna, Municipio de Azote’y, Concepción.

La nota expresa que ante las contradictorias versiones en lo concerniente al hecho ocurrido en Nueva Fortuna, en relación al procedimiento realizado por las FTC del cual resultó víctima fatal el Sr. Julián Ojeda Espínola, de 49 años de edad, de profesión agricultor y que reside en el mencionado lugar con su familia desde hace 10 años aproximadamente, una comitiva realizó una visita el miércoles 23 de diciembre pasado, con el objetivo de obtener de primera fuente los testimonios de los/as familiares y de los/as vecinos/as.    Seguir leyendo »

ene 072016
 

El 18 de diciembre último la Fuerza de Tarea Conjunta abatió a un miembro de las “bandas criminales” del departamento de Concepción, que fue mostrado en los medios como miembro del Ejército del Pueblo Paraguayo(EPP). En una visita a la casa del abatido, a su viuda y sus 10 hijos e hijas, una comitiva de organizaciones sociales constató que se trata de otra víctima inocente que muere a manos de la todopoderosa fuerza compuesta por militares y policías. Se espera una investigación del caso y que se haga justicia. Seguir leyendo »

dic 242015
 

Asunción, 23 de diciembre (SERPAJ-PY). Referentes del Servicio Paz y Justicia Paraguay (Serpaj-Py), de la Pastoral Social de Concepción, medios de prensa y funcionarios del Senado en representación del senador Hugo  Richer, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta, visitaron este mediodía a la viuda y 10 hijos de Julián Ojeda Espínola (49), muerto por la Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC) el viernes último.

La comitiva estuvo integrada por Vidal Acevedo, del Serpaj-Py; Prof. Benjamín Valiente, de la Pastoral Social de Concepción; Monseñor Pablo Cáceres, Vicario de la Diócesis de Concepción; Prof. Marciano Jara, de la Coordinadora de Organizaciones Campesinas de Concepción; los funcionarios de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, los abogados Arsenio Aguayo, Asesor, y Leoncio Irrazábal,  Secretario. Esta visita se realizó en presencia de vecinos y vecinas de la familia Ojeda.

Julián Ojeda falleció a consecuencia de las acciones de los efectivos policiales y militares de las FTC, desplegadas en la zona de Kuruzu de Hierro, distrito de Azotey, departamento de Concepción, a poco más de 400 km de la capital paraguaya. Seguir leyendo »

dic 162015
 

 

El Servicio Paz y Justicia, Paraguay, en el marco de una iniciativa que busca promover el debate y promover la elaboración de una agenda de acciones para la derogación de la Ley 5036/13 que modifica los artículos 2, 3 y 56 de la Ley de Defensa Nacional, difunde y comparte este trabajo de investigación realizado por el Dr. Juan Carlos Mendonça, sobre la inconstitucionalidad de la referida Ley.

La investigación identifica las consecuencias que pueden derivarse de las modificaciones introducidas por la Ley 5036/13 al texto de la Constitución Nacional. El autor analiza como “una modificación que aunque mínima en apariencia, resulta de gran importancia”. Lo minúsculo del cambio genera, sin embargo, una cascada de cambios preocupantes. Se pone atención también en el uso de expresiones de “notoria vaguedad significativa” que producen un desequilibrio interno de poder, que culmina en un gran aumento del poder del Ejecutivo. Seguir leyendo »

dic 152015
 

 

Pobladores de diferentes localidades de los departamentos de Concepción y San Pedro pidieron que se derogue la Ley 5036/13, más conocida como la Ley de Militarización del Norte, por los hechos de violaciones a los derechos humanos de las que son víctimas por parte de las acciones de las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTCs). Esta solicitud fue expuesta en el marco de la Audiencia Pública “Debate sobre los artículos 2, 3 y 56 de la Ley de Defensa Nacional y de Seguridad Interna”, llevada a cabo hoy en el Congreso, organizado por el Servicio Paz y Justicia Paraguay y el senador Hugo Richer, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Senadores.

Seguir leyendo »

dic 102015
 

 

Hoy que recordamos la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, quienes conformamos el Servicio Paz y Justicia Paraguay (SERPAJ-Py) organización comprometida con la defensa y promoción de los derechos humanos, queremos celebrar la lucha y resistencia, las prácticas y saberes que cotidianamente son construidas por esas luminosas personas que laten en barrios, comunidades, territorios, organizaciones, movimientos.

Ellas tejen la trama profunda de los derechos humanos y nos enseñan que en el corazón de la fundamentación de los mismos se encuentra el imperativo de la disidencia, la rotunda fortaleza de decir “NO” a cualquier poder definido por apoyarse en la indignidad, la falta de libertad o la desigualdad.

Estas personas, comunidades, organizaciones, grupos, sostienen y alimentan el hábitat propio de los derechos humanos: las prácticas de libertad. Cuando dicen “NO” a los poderes indignos, ellas nos muestran los senderos que precisamos recorrer para asentar valores como la autonomía, la legitimidad de las opciones y el compromiso preciso con la dignidad.

Hace 25 años que caminamos con ellas desde el Servicio Paz y Justicia, Paraguay. Y son ellas quienes día a día nos enseñan que cada vez que consideremos que debemos decir “NO” y no lo decimos, comprometeremos nuestra dignidad, y que cada vez que digamos “NO” y que dicha afirmación sea ignorada por los poderes públicos, con justa razón sentiremos que tales poderes no reconocen nuestra dignidad.

Por ello, desde el Servicio Paz y Justicia, Paraguay, celebramos y abrazamos esas diversas luchas que dibujan el precioso y rotundo arcoíris de la vida. Las luchas por la tierra, por los territorios, por la educación, por las identidades diversas, por la memoria, por la justicia, por la autonomía, definen para el SERPAJ,Py, los variados lugares donde los derechos humanos se encarnan, se revisten con los sueños y los proyectos de la gente. En cada uno de esos lugares la afirmación del “NO” se dice de formas diversas y de esa forma también se viven diversas formas de vida.

Hace 25 años que desde el Serpaj,Py intentamos caminar al lado de estas luchas y estar a la altura de las mismas. Conocemos los riesgos de esta apuesta que perturba los sueños de poderes que cada vez se cierran más sobre sí mismos y resultan más violentos en el momento de desconocer las expectativas y propuestas surgidas de esas luchas diversas.

Pero precisamente por eso hoy elegimos acercarnos al día dedicado a recordar y celebrar los derechos humanos desde el caminar de quienes asumieron como fundamento de sus vidas la defensa de los derechos humanos: ellos nos muestran que entre el Poder y la Vida pueden existir relaciones más dignas, autónomas, justas que no pasen por el dominio, la subordinación, la violencia.

nov 182015
 

 

 “Estamos en plena Tercera Guerra Mundial”, nos informa la prensa internacional después de lo de París, pero nos aclara que esta Guerra es distinta porque nos dicen que el enemigo vive al interior de las sociedades y que los gobernantes, en realidad, no saben cómo encarar el problema y menos ofrecer seguridad a las poblaciones. De esta forma se nos ofrece lo peor como opción: vivir con miedo que, en realidad, es un vivir sin vivir pero que resulta funcional a un sistema que se alimenta de la inseguridad porque así, como si luego fuese natural, podemos tolerar lo intolerable, acostumbrarnos a lo inhumano, aceptar torcer todas las reglas y principios de nuestros comportamientos solidarios, de justicia, de reconocimiento, de confianza. A lo que queda después, deberíamos seguir llamando “sociedad”? Seguir leyendo »