Queridos hermanos,

Soy Jacob Bellido, co-propietario del club neocatecumenos, español y jovencito, y tengo la dicha de publicar este mensaje a modo de periodista, referente a la convivencia de seminaristas de todo el mundo en Porto San Giorgio, Italia.

De nuestra parroquia (Santa Joaquina Vedruna - Barcelona) acudieron tres hermanos levantados, de los cuales uno era de mi comunidad. Iban estos tres hermanos con 5 mas de la zona Noreste de España, cuyo itinerante es Manolo García...uno de los que iniciaron el Camino en Chile hace años. Salieron el miércoles pasado a Roma en avión, para llegar el mismo día en autocar a Porto San Giorgio, donde el Camino tiene el "centro diocesano Neocatecumenal internacional Siervo de Yahvé", o lo que es lo mismo, una casa de convivencias. Toda la convivencia se realizó en la recién construida Mercabá o "Tienda de la Reunión" que se sitúa en el valle del monte (arriba está el centro diocesano).

La convivencia duró varios días, hasta el domingo, y estuvieron marcados por las catequesis de los iniciadores Kiko y Carmen, y del Padre Mario, este último dio ampliamente su experiencia y cómo Dios le llamó al presbiterado a la edad de 6 años. Animó a los que iban a entrar en el Seminario y les apeló a la seriedad y responsabilidad del hecho, a la vez que les recordó la enorme gracia que suponía ser presbítero en estos tiempos de secularización y crisis de fe.

Kiko explicó el significado de la recién construida Mercabá, lugar de la reunión, ensayó el canto nuevo, y habló de la situación mundial.
También remarcó que no se abrirán muchos seminarios más, pues cree que el número ya es abundante y satisface las necesidades de un gran número de países con falta de clero. Explicó los problemas que surgen en el Seminario, las crisis de los seminaristas, las acechanzas del demonio y el amor y misericordia de Dios como don gratuito que reconforta y ayuda a superar los miedos, sobretodo a lo desconocido, a no saber adaptarse al lugar, a la lengua, a la lejanía del hogar.
Hizo especial hincapié en la necesidad que aparezcan un nuevo tipo de presbítero, santo, con verdadero celo apostólico, que pueda perder la vida en busca de la oveja descarriada y no se contente con las 99 del rebaño, que con su vida de muestras del amor de Cristo al mundo.

Un presbítero alejado de la política, de la lucha, del poder, dispuesto a negarse a si mismo, a obedecer, a servir. Remarcó también la relación entre presbítero-comunidad, puesto que cada seminarista tiene una comunidad de origen que le ayuda, le exhorta, le dice la verdad. Así la evangelización no queda como algo aislado, sino que la comunidad, y en extensión la parroquia de origen, se convierte en misionera pues uno de sus hijos está dando la vida en la misma.

Todas las catequesis estaban enmarcadas en contexto de laudes.

Hicieron también una penitencial, escrutinio de la Palabra, escrutinio con los catequistas itinerantes para verificar antes del sorteo la idoneidad del candidato, y una Eucaristía final, presidida por el Arzobispo de Costa Rica.

Asistieron alrededor de 8 Obispos, entre los que destacamos el Obispo de Goma, de Dallas, de Avignon, alguno de Italia...y dos cardenales. LAs celebraciones eran presididas rotativamente por los Obispos, que hacían en sus homilías especial énfasis en las características peculiares de los Seminarios misioneros Redemptoris Mater, en sus experiencias como sacerdotes y como Obispos, y en la respuesta que debe dar la Iglesia, los cristianos, y especialmente los sacerdotes ante la ola de descristianización que afecta a Europa y se extiende por Occidente. Por esa misma razón este año solo enviaron a los nuevos levantados a los Seminarios de las diócesis Europeas, pues la escasez de vocaciones hacen imposible a los Obispos ocuparse de los fieles de sus diócesis.

Este año, como muchos ya sabía, han nacido 4 nuevos seminarios (ya son 56 en todo el mundo): en Dallas (USA), Avignon (Francia) Madagascar, y Costa Rica. A estos seminarios si han sido enviados los nuevos aspirantes, pues estaban por estrenar.

De nuestra parroquia a uno le ha tocado, pues se sortean los aspirantes y los seminarios (se hizo el sábado por la tarde), en Dallas, a otro en Estrasburgo (Francia) y a mi hermano de comunidad en Ámsterdam (Holanda), este último precisamente en la ciudad y país Europeo más paganizado que hay, con la droga libre, la Eutanasia permitida, el aborto legalizado y los matrimonios homosexuales posibles.

Este año han entrado en los Seminarios Redemptoris MAter unos doscientos hermanos de todo el mundo. Había españoles, italianos, franceses, polacos, croatas, malteses, portugueses, muchos hermanos de América del Sur, también de EE.UU. y de países tan lejanos como Angola o China.

Prácticamente todos deberán incorporase al Seminario que les ha tocado a finales de este mes o principios de Octubre, por lo que mañana se hará el envío en nuestra parroquia de Santa Joaquina de los 3 aspirantes al Presbiterado.

La paz!


"Rogad al dueño de la mies que envíe obreros a su mies"