Bienvenidos a nuestra web

El Grupo de Auroros de Andosilla es uno de los grupos folklóricos y religiosos más emblemáticos de Navarra.

Se constituye como asociación en el año 2009, después de casi 200 años de historia. El grupo está compuesto por 36 personas, divididas en voces masculinas y femeninas, así como acordeones y guitarras.

CUÑO GADA

Uno de los grupos folklóricos y religiosos más emblemáticos de Navarra. Hablar de canto en Andosilla es hablar de Aurora. Fue en 1815, cuando dos misioneros recoletos, viendo la tradición que en nuestro pueblo existía respecto al Santo Rosario, propusieron salir a despertar a los fieles con el canto de la Aurora. Desde entonces, ya hace casi 200 años, se canta la aurora en Andosilla… Francisco López fue el primero en hacer sonar la campanilla, con la que se avisaba el inicio del canto en el silencio de la madrugada. Muchos han sido durante este tiempo quienes han hecho despertar la madrugada, como José Azagra, Antonio Álvarez y tantos otros. En 1840 se vio la necesidad de comprar un despertador que se entregó a Antonio Sarasa, vecino de la villa. Colaboraron 14 personas para pagar treinta reales que costó el aparato para salir a cantar. Desde entonces, y hasta 1940, poco más se sabe.

Hablar de canto en Andosilla es hablar de Aurora. Fue en 1815, cuando dos misioneros recoletos, viendo la tradición que en nuestro pueblo existía respecto al Santo Rosario, propusieron salir a despertar a los fieles con el canto de la Aurora. Desde entonces, ya hace casi 200 años, se canta la aurora en Andosilla.

concentracion

En 1976, se celebra la primera concentración de Auroros de Navarra en Sangüesa y, es en 1994, cuando Andosilla recoge el relevo y organiza este evento, logrando que nuestro pueblo brillara por el buen trabajo realizado y la ilusión que todos pusimos en el acto.

Siempre recordaremos a todos ellos. Todos los que con ilusión y fervor han cantado la aurora a nuestro patrón San Sebastián y a nuestra madre La Virgen de La Cerca. Todos los que habéis interpretado esas bellas melodías llenas de sentimiento, acudiendo con ilusión, año tras año, a alegrar tantas y tantas mañanas. Mañanas de Aurora, Aurora a Santa Cecilia, A S. Fco. Javier, A S. José, y como no, a nuestros Santos Cosme y Damián, “perdidos” en tierras riojanas.