Marketing de juguete

mayo 8th, 2015 | Posted by Edu! in Coches & Marketing
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

Para adultos y niños

Ya no es una sorpresa observar como firmas jugueteras junto a la cooperación de las automovilísticas, sacan al mercado juguetes con los diseños de los más característicos modelos de cada marca, pero por primera vez, la unión ha sido un éxito inmediato.

Anteriormente se trató el sistema de “productos boutique” que eran ofrecidos por la gran mayoría de firmas del motor. Maquetas, ropa, gorras, accesorios e incluso un ajedrez de carbono , todo ello con los colores corporativos con la firma de Porsche, Ferrari, Mercedes o BMW entre algunas, se estaban convirtiendo en un flujo muy importante de ingresos para la firma, debido al alto margen que se le aplicaba al precio final.

Todas y cada una de estos objetos en venta, se originaron con el punto de vista fijado en el cliente actual que poseían. El dueño y conductor de Audi, podría sentirse interesado en adquirir un kit de invierno para su auto, o el orgulloso propietario de Maserati, tal vez quiera conducir su bólido con una chaqueta con el tridente de la firma.

Con el tiempo se presenció una dinámica nunca antes apreciada. Multitud de personas que en ningún caso podían permitirse un auto con un precio relativamente alto – incluyendo aquellas versiones limitadas de firmas más asequibles – deseaban contar con algún detalle del mismo al ser posible de origen oficial. Ya no valía únicamente con un poster en la pared del Lamborghini Countach, del Porsche 959 o del Ferrari F40 como en aquellos lejanos años 80´S.

Con este nuevo nicho de mercado, no sólo las firmas y marcas relacionadas con el automóvil decidieron aumentar el número de productos a vender, también empresas “fuera del sector” de las cuatro ruedas.

Las jugueteras fueron las que más fuerza y dinero invirtieron. La industria del juguete llevaba ya años presenciando como sus ventas aumentaban gracias a la incorporación de adultos a sus clientes habituales, dirigiendo un flujo monetario a las compañías automovilísticas que cedían a través de licencias los derechos de reproducción de sus modelos. De esta manera, empresas como Lego o Scalextric – aparte de la decena de empresas dedicadas a las maquetas – sacaron a la venta sus juguetes diseñados a partir de modelos de automóviles reales

La última novedad y quizás la que más repercusión ha tenido, es protagonizada por la alemana Playmobil. En febrero de este 2015 se lanzó al mercado alemán en un principio – dejando el mercado global para mediados de Mayo o incluso antes de manera online– la réplica por su parte, del maravilloso Porsche 911 (991) en su versión Carrera S, Cabrio o incluso GT3, todas a su vez gracias a las piezas que se incluye en el pack.

En dicho pack o caja, incluye dos muñecos, un expositor, un mostrador, una planta, un gato elevador, un portátil y un catálogo. El coche incluye iluminación, en sus faros, sus pilotos traseros y en el cuadro de mandos, todo con un detalle muy aceptable para la compañía juguetera. No hay que olvidar, que el fin primigenio de este objeto es que se juegue con él

Para la firma Porsche, inculcar el amor por el “nueveonce” desde pequeño, puede ser muy beneficioso en un lejano futuro. Además de normalizar el uso del taller de reparación en este tipo de automóviles.

A pesar que el modelos 911 de Playmobil sólo está en venta en Alemania, la globalización y el deseo masivo por hacerse con una unidad, ha provocado que amazon o eBay, se inunden de peticiones de compra, satisfechas por aquellos que viendo el dinero fácil, adquirieron varias unidades

Fuente: DiarioMotor, AutoBild.es, PorscheSpain, AutoCosmo,…

Galería: Google.

Share and Enjoy

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email
Print