Epsy Campbell: Es hora de discutir y aprobar el matrimonio igualitario

"No es válido en el Siglo XXI imponer nuestras creencias a los demás", afirmó la legisladora

Epsy Campbell PAC
“No es válido en el Siglo XXI imponer nuestras creencias a los demás”, manifestó Epsy Cambpbell.

San José, 17 may (elmundo.cr) – La diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Epsy Campbell Barr hizo un llamado a los integrantes del Primer Poder de la República a aprobar el proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario.

La solicitud de la legisladora se enmarca en el día internacional contra la homofobia y transfobia.

Campbell Barr recordó que la Constitución Política garantiza la igualdad ante la ley de toda la población costarricense, por lo que resulta injustificable que una persona mayor de 18 años no posea el derecho a elegir como cónyuge a quien así escoja, sea o no de su propio sexo.

“La cédula de identidad es del mismo tamaño para todos y todas. Ya es hora de dar un paso adelante en la historia y modificar las normas legales que prohíben a dos personas construir un proyecto de vida juntas, por una razón tan injusta como su sexo”, declaró la diputada oficialista.

La diputada del PAC indicó además que la discusión sobre el matrimonio igualitario debe efectuarse en un marco de respeto por los derechos humanos y consecuentes con el principio constitucional de igualdad, y no no con base en planteamientos religiosos específicos.

“No es válido en el Siglo XXI imponer nuestras creencias a los demás. Tenemos una deuda pendiente en materia de legislación con población LGBTI en muchos temas, y las decisiones que debe tomar este parlamento se deben basar en el respeto a su derecho a elegir con quien desean compartir su vida y no en dogmas”, agregó la legisladora.

“Soy consciente de los obstáculos mentales y religiosos que tenemos todas las personas respecto al matrimonio igualitario, pero precisamente por eso es que es sano y sabio que exista una separación entre Estado y religión: El Estado por un lado garantizando derechos; y la religión por otro predicando su amor al prójimo. Al fin de cuentas es por amor que obra la fe, no por imposición, fuerza o ley terrenal”, concluyó.

Comentarios