Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación:  10 min    Cocción: ∼ 30 min   Dificultad: 1/5   Raciones: 2-3   Coste: < 2 €

Lo sé, muchos habéis leído coliflor y ya estáis arrugando la nariz, que no sé por qué hay m mucho trauma con esta hortaliza. Imagino que porque de peques a muchos se la han hecho comer hervida y, sí hay que reconocer que simplemente hervida pues como que ni fú ni fá, pero anda que no da juego ni nada la coliflor a nada que uno se lo curre un poquitín.

Esta receta de hoy, la coliflor con salsa de azafrán está de toma pan y moja y es perfecta como guarnición de platos de carne, aunque es fácil que ella sola se haga con el papel protagonista del plato. Por si fuera poco, apta para cocinillas novatos y para todos los bolsillos.

Ingredientes

  • Coliflor, 1 pequeña
  • Cebolla, 1
  • Harina, 1 cucharada sopera y algo más para rebozar
  • Huevo, 1
  • Queso rallado, 50 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Azafrán en hebras, 1 cucharadita
  • Agua de cocer la coliflor, 1 vaso grande
  • Aceite para freír
  • Sal

Preparación de la Coliflor con salsa de azafrán

Coliflor con salsa de azafrán

Retiramos las hojas verdes exteriores de la coliflor, la separamos en ramitos y la ponemos a cocer durante unos 7 minutos en abundante agua hirviendo con sal para blanquearla. Cuando esté, la sacamos del agua, la reservamos y dejamos enfriar un poco. Reservamos también el agua de cocción, pues la usaremos para hacer la salsa de azafrán.

Coliflor con salsa de azafrán

Pasamos los ramitos de coliflor por harina y por huevo batido. Los freímos a fuego medio alto en aceite abundante hasta que estén dorados por todas partes y reservamos.

Coliflor con salsa de azafrán

Cortamos la cebolla en cuartos y luego cada cuarto en láminas finas para que quede como en juliana. Ponemos a calentar las dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una cazuela o sartén de fondo grueso y sofreímos la cebolla con un poco de sal.

Cuando empiece a tomar color añadimos las hebras de azafrán y removemos con suavidad para que se tuesten ligeramente. Cuando el azafrán empiece a soltar su aroma, echamos la cucharada de harina.

Coliflor con salsa de azafrán

Removemos bien durante un par de minutos para que la harina pierda el sabor a crudo, añadimos el agua de cocción y el queso rallado, mezclamos todo bien, bajamos el fuego hasta dejarlo casi al mínimo, añadimos la coliflor rebozada que teníamos reservada y dejamos cocinar a fuego mínimo durante unos 15 minutos, removiendo con cuidado de vez en cuando.

Coliflor con salsa de azafrán

Si vemos que la salsa se reduce demasiado, podemos añadir un poco más del agua de cocción, aunque recordad que lo que buscamos es una salsa, no una sopa, así que tampoco hay que pasarse.

Coliflor con salsa de azafrán

A la hora de servir, podemos dejar la salsa tal cual, que yo últimamente estoy por hacerlo así, o podemos triturarla y pasarla por el chino, cosa que solía hacer antes cuando tenía comensales más quisquillosos. Aunque si no se tritura, es más rápido y menos cacharrería para fregar.

Resultado

Esta coliflor con salsa de azafrán os prometo que nada tiene que ver con la coliflor hervida que casi os hacía llorar cuando la veíais en el plato justo el día en el que llegábais a casa del cole deseando que hubiese macarrones para comer.

2 de 2