Presidente de la CUT denunció que sus escoltas reportaban sus actividades al DAS

Presidente de la CUT denunció que sus escoltas reportaban sus actividades al DAS

Así lo aseguró en su testimonio ante la Corte Suprema dentro del juicio contra el ex director del organismo de seguridad Jorge Noguera Cotes.

15 de marzo de 2010, 05:00 am

Según Tarcisio Mora, las personas a cargo de su seguridad les han dicho a él y a otros líderes sindicales que deben pasar informes de todas las actividades realizadas por los sindicalistas y esa situación ocurre desde el 2001.

Advirtió además  que se llegó incluso a prohibir el ingreso de los escoltas a las instalaciones de las organizaciones sindicales porque se perdían documentos.

"Uno como dirigente sindical perdió su privacidad. Ahora estamos presos de los escoltas", dijo Mora.

Tarcisio Mora aseguró que el hecho de que un dirigente sindical tenga que andar con tres escoltas y que haya 1500 sindicalistas protegidos en el país significa que no hay garantías para el movimiento.  Señaló además que tienen  información que vincula al DAS con "grupos oscuros", que estarían involucrados con la muerte de dirigentes sindicales en el país, y que este año ya van cinco crímenes.  

El ex jefe de la CUT dice que sabe que son escuchadas sus comunicaciones y que él mismo ha hecho diligencias para sacar del país a muchos compañeros por amenazas.

Aseguró que desde la CUT seguirán denunciando ante organismos internacionales la muerte de sindicalistas.

Corte Suprema pidió proteger a dos testigos

La Corte Suprema no se quedó con la sola denuncia que hizo la ex subdirectora de análisis del DAS Martha Leal, quien en una declaración que rindió en el juicio contra el ex director de esa entidad Jorge Noguera aseguró que ella y su familia han sido seguidos e intimidados, supuestamente, por miembros de ese organismo de seguridad, y pidió a la Fiscalía que la incluya en el programa de protección a testigos.

La solicitud del alto tribunal fue hecha el lunes al reiniciarse la audiencia de juzgamiento de Noguera después de un receso de dos semanas.  Alfredo Gómez Quintero, el magistrado que preside el juicio, consideró vital para el desarrollo del proceso que la Fiscalía evalúe el riesgo en que se encuentra la ex funcionaria del DAS y le brinde la protección adecuada.

Noguera Cotes es juzgado por los delitos de concierto para delinquir, fraude procesal y cuatro homicidios, entre ellos el del profesor Alfredo Correa de Andreis, la periodista Zully Codina Pérez (asesinada en Santa Marta en el 2003), el político Fernando Pisciotti y el sindicalista Adán Pacheco. La Fiscalía en su acusación ante la Corte dijo que el DAS les entregó a los 'paras' información de inteligencia para atentar contra ellos.

En su testimonio, Leal dijo a la Corte que en mayo del año pasado, mientras se dirigía a la Procuraduría a declarar en los procesos por el escándalo de las chuzadas a magistrados periodistas y políticos, fue perseguida por tres hombres que se movilizaban en una camioneta de platón color gris, marca Nissan, de placas CIU520.

Según Leal, la Procuraduría investigó el incidente y le confirmó que "al parecer el vehículo al cual hice referencia el año pasado es un carro del DAS". La ex funcionaria también denunció seguimientos a su madre, a su hermano y vigilancia a la residencia que habitan y pidio que su testimonio fuera reservado.

La testigo, que actualmente se encuentra detenida en la Academia Inteligencia y Seguridad Pública del Das en Aquimindia, dijo a los magistrados que en su oficina hacían evaluaciones sobre la seguridad de sectores sensibles que eran reportadas a diferentes entidades del Gobierno y que en esos reportes se hacía un seguimiento al desarrollo de actividades como marchas y paros.

A Leal Llanos la Fiscalía también la investiga por el caso de las interceptaciones ilegales del Das, por la carta de alias Tasmania y por la visita de alias Job a la casa de Nariño.

La Corte también le pidió a la Fiscalía proteger a otro testigo en el caso Noguera, al ex paramilitar William Mayorga, a quien también tuvo que escuchar a pruerta cerrada en el juicio como medida de protección y ordenó, además, recibir el testimonio del ex director del DAS Miguel de Narvaez, quien pidió ser oído en el juicio.

Nombramiento de funcionario con antecedentes

En la sesión del lunes, la Corte escuchó los testimonios que rindieron el actual director operativo del DAS, Carlos Arturo Riaño, y el del director de la Escuela Superior de Inteligencia, Emiro Rojas, quien también se desempeñó como subdirector de la entidad.

Según Rojas, las acciones emprendidas por el ex director Andrés Peñate permitieron al DAS descubrir actos de corrupción y de filtración de paramilitares en el organismo de seguridad.

"El retiro de varios funcionarios que estaban en las seccionales de la Costa Caribe que no pasaron el examen del polígrafo permite deducir que se encontraban en posibles hechos irregulares pero no conocí detalles", dijo el actual director de la Escuela Superior de Inteligencia.

Rojas dijo a los magistrados que conoció al presidente en 1995, mientras ejercía como jefe seccional del DAS en Antioquia y nunca supo las razones por las que fue relevado del cargo de subdirector de la entidad.

El ex subdirector dijo que mientras estuvo en el cargo, Noguera Cotes le informó que iba a nombrar a Rómulo Betancur en la seccional de Bolívar. Este hombre, según el testimonio de Rafael Garcia, ex jefe de informática de la entidad, este hombre fue supuestamente recomendado por los paramilitares, y posiblemente, estaría detrás de los homicidios de varios sindicalistas en la Costa Caribe. 

"Le advertí (a Noguera) que esta persona tenía problemas judiciales. Sin embargo, el Director me dijo que esa situación ya había sido solucionada por Betancur y su expediente había sido archivado", agregó Rojas en su testimonio.

El juicio contra Noguera continúa hoy con el testimonio de otros dos funcionarios del DAS.

REDACCIÓN JUSTICIA