DIRECTIVA EUROPEA

Frente español para que la UE permita grandes demandas colectivas como en EEUU

Abogados españoles presionan para que Bruselas mejore una directiva en marcha que, a día de hoy, limita los derechos de los perjudicados para pleitear en los juzgados

Foto: Sede de la Comisión Europea en Bruselas. (Reuters)
Sede de la Comisión Europea en Bruselas. (Reuters)
Adelantado en

Abogados españoles lideran un frente común para potenciar las demandas colectivas en Europa. Distintos especialistas liderados por la plataforma Xnet están tomando posiciones para cambiar algunos aspectos clave de la Directiva 2018/0089/COD, que regula las acciones colectivas para la protección de los intereses colectivos de
los consumidores
.

Esta regulación va a fijar unos criterios comunes para que las demandas colectivas sean similares en toda Europa. Pero en el caso español, donde estas acciones llevan años en funcionamiento sin mucho éxito, deja el escenario igual.

"Contrariamente con lo que el texto actualmente negociado pretende, podría reducirse el número de opciones disponibles para los ciudadanos damnificados simultáneamente por una misma empresa", señalan desde la plataforma.

Por ello, los abogados liderados por Xnet están intentando aportar la experiencia española a los eurodiputados para que la directiva no quede en una regulación 'light'. Este viernes arranca una fase clave para la normativa, con las negociaciones del trílogo donde Comisión, Parlamento y Consejo discuten sus posturas.

'Class actions'

La clave para los abogados españoles es que la directiva, como está redactada hoy, limita las demandas colectivas a las asociaciones de consumidores. Los profesionales quieren que se iguale a las 'class action' norteamericanas, donde una serie de perjudicados se pueden unir y contratar a un abogado para una causa común.

Simona Levi, cofundadora de Xnet, aclara que estas acciones colectivas no sustituirían a las asociaciones de consumidores, sino que las "complementarían". Así, las uniones de perjudicados se disuelven tras el fallo judicial. Esta fórmula permitiría desatascar la oleada de demandas que han colapsado muchos tribunales españoles.

Afectados por las preferentes en el juicio de las tarjetas 'black'. (EFE)
Afectados por las preferentes en el juicio de las tarjetas 'black'. (EFE)

Levi explica que cuando estalla un escándalo colectivo, como los de los productos tóxicos bancarios o el Dieselgate, los consumidores tienen dos opciones, a día de hoy: acudir a una asociación, que no siempre cubren todos los frentes; o poner una demanda individual. Esta última vía es por la que optan los grandes bufetes antibanca. Es una vía que protege las particularidades de cada inversor —en el caso de que las haya—, más rentable para los bufetes y que está atascando los tribunales. La vía norteamericana permitiría solucionar algunos de estos problemas.

Junto a esta petición, Xnet solicita a Bruselas que permita que las asociaciones y plataformas puedan representar a afectados de distintos países, y que las sentencias de una acción colectiva no sean vinculantes para los perjudicados que no están en la causa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios